Rally


Hace alrededor de dos meses que me suscribí a un servicio “noticioso” de Cubadebate mediante SMS, del cual supe por una promoción televisiva. Por esa vía recibo breves mensajes de texto con algunas informaciones que le conviene publicitar a ese sitio oficialista. La verdad es que el flujo de comunicación es bueno, pero el contenido no siempre, ya que en muchos casos ofrecen solamente titulares parciales de un suceso. ¿Lo harán para que vayamos a la WiFi a conectarnos a internet para ampliar la noticia y beneficiar a Etecsa, la única empresa telefónica de Cuba, también oficialista? Si depende de mí o de otras personas que al igual que yo perciben la falta de transparencia informativa, la manipulación mediática gubernamental y los precios excesivos de esa compañía estatal, que esperen sentados.

Esta mañana recibí un nuevo segmento de nota que me impactó: «Comienza rally de lanchas rápidas Florida-La Habana». De verdad que de no ser por lo doloroso que ha sido para los cubanos la sistemática discriminación y violación de la mayoría de sus derechos fundamentales durante 57 años de este proceso totalitario y del éxodo sangrante de nuestra nación, diría que la información resulta risible. Lo justo para ellos, sus familiares, su selecto grupo de militares —no todos— de alto rango y otros que coyunturalmente sean promovidos a la élite de gobierno según los intereses de la vieja clase dirigente, quizás sea competir en eventos como estos, donde la nueva oligarquía militarista pueda mostrar sus habilidades frente a los contrincantes del norte revuelto y brutal. Sin embargo, la mayoría de los cubanos somos excluidos de ese tipo de festividad acuática —ni siquiera nos permiten verlas—, pero en contraposición, labramos en nuestra carrera hacia la libertad, una pista marítima donde han concurrido decenas de miles de cubanos —muchos han perdido la vida en el intento— para emigrar rumbo a los Estados Unidos. Esa carrera de balsas donde sí participan nuestros compatriotas de cualquier edad, género y clase social, es una competencia más justa y real y está aconteciendo en Cuba casi todos los días por más de cincuenta años. ¿Cuando hablarán de ese costoso rally que lastra nuestra historia desde 1959, sin prejuicios?

 

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s