WiFi en el Mónaco


WiFiDesde que habilitaron hace unos meses el servicio de WiFi en el Vedado, en el área de 23 y L, se rumora que para septiembre de este año también lo van a brindar en el cinturón del Mónaco, en la barriada habanera de la Víbora. Las expectativas son grandes por parte de la población local, en la que no pocas personas ya firmaron contrato de wifi con Etecsa —esta comunicadora incluida— en espera del acontecimiento. ¿Es cierta o falsa la información? ¿De dónde salió? El rumor en Cuba es como un periódico oral que circula desde hace décadas y sirve como placebo de esperanza para la ciudadanía. También lo usan las autoridades para estimular y recoger estados de opinión. Pero a veces se fusiona con los deseos y frustraciones sociales, se adereza con una dosis de fantasía y se echa a rodar entre los habitantes de los países con regímenes dictatoriales donde no hay libertad de información. ¿A dónde acudir en busca de una noticia precisa y que sea una voz, persona o entidad autorizada? ¡No la hay!

Las imágenes grotescas de personas «a la buena de Dios», sentadas o acomodadas como pueden en aceras, muros y parterres con tables, teléfonos y laptops en el piso y alrededores de 23 y L navegando en una sola nalga cibernética, son vergonzosas y dejan mucho que desear. Parece un castigo que el estado reserva a las personas que quieren disfrutar de su derecho a la libertad de información y comunicación. Sin embargo, me pregunto como será en el área del Mónaco, donde las aceras y calles están en mal estado y cuya zona está declarada por la policía desde hace años como «de peligrosidad social».

En Cuba, donde el mercado de la informatización y las comunicaciones está bien deprimido —quizás con toda intención— y los teléfonos más codiciados, como son los inteligentes —smartphones— los venden en las entidades estatales a más de $200 cuc, es un riesgo para las personas exhibir ese tipo de equipos en espacios abiertos o en la calle.

El Mónaco es un centro comercial que está a tres cuadras de mi casa y que incluye mercado, agromercado, cine, un pequeño parque de diversiones infantil, consolidado de reparaciones, panadería, heladería, garaje, un punto de venta de la Western Union, pescadería, tiendas recaudadoras de divisas, restaurantes, parque, casa de cambio y un banco. Es tal la importancia que muchos le conceden al sitio, que cuando detienen un almendrón para alquilarlo, en lugar del nombre del barrio le preguntan al chofer: ¿Mónaco?

Hay estusiastas que dicen que si el alcance de la wifi es de varias cuadras habrá quiénes renten un espacio en su morada para que otros naveguen cómodamente y con seguridad. También, en un súmmum de optimismo, otros opinan que si el área incluye su vivienda, ellos podrán conectarse para revisar tranquilos los notichismes del día y comunicarse con el mundo. ¿Sentado en su casa y navegando en su laptop? No, la sociedad debe disfrutar solamente lo que «la revolución» —el estado totalitario— ‘generosamente’ le dé, aunque eso incluya humillarse —arrastrarse por el suelo—, ensuciar su ropa y autoestima para ejercer un derecho.

No sé si se cumplirá el runrún este mes o el próximo año. Aun así, ¿qué otras opciones nos dejan? ¿Wifi en el Mónaco para septiembre? ¡Ojalá!

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s