Sacudir lo conveniente


En los años recientes en Cuba tuvimos más noción y constancia manifiestas de la inmoralidad de las autoridades en la aplicación de las leyes cuando separaron de sus funciones a Ramón Balaguer, entonces ministro de salud pública para exonerarlo de su cuota de responsabilidad en los 28 pacientes que murieron de frío en el Hospital Siquiátrico de La Habana. Su “liberación oportuna” propició que fueran otros —la parte débil de la soga que no tiene padrinos en el gobierno— quienes pagaran los platos rotos.

Otro caso que trascendió fue el del general Rogelio Acevedo, presidente a la sazón del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba y al que dicen que sorprendieron con una maleta llena de dinero, que seguramente no era para repartir entre los pobres. El mismo incurrió en varios delitos económicos y hasta el presente, no ha trascendido que lo haya juzgado tribunal alguno. Lo depusieron de sus responsabilidades y aparentemente todo quedó en “un regañito cariñoso” por la travesura de uno de los guerrilleros de la Sierra Maestra.

Hace unos días las máximas autoridades venezolanas publicitaron una campaña para radicalizar el gobierno llamada Sacudón. Parece un feto estratégico engendrado en La Habana y cuyo proceso de parto ya se inició en Caracas. Es evidente que los mandamás cubanos quieren mantener el hocico pegado a la ubre petrolera suramericana, pero fundamentalmente pretenden crear las condiciones totalitarias para evitar que se repita el venezolanazo que estalló allí en febrero de este año —quitar el polvo del autoritario camino chavista—, que duró varios meses y cuyos capos políticos de allá, con sus abusivos extintores de la represión y los encarcelamientos injustos, lograron sofocar.

Fue gracias a Telezurda, perdón, a Telesur que supimos que el gobierno venezolano, al igual que el cubano, mueve a conveniencia su dominó. Rafael Ramírez, que fungía desde el 2004 como presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y Ministro de Energía y Petróleo, fue nombrado titular de Relaciones Exteriores. Esa chapucera imitación de la dictadura cubana —no es coincidencia— apunta en el sentido de la misma inmoralidad, que eximirá a Ramírez, cual inocente palomo, de las pérdidas billonarias que hay en PDVSA. ¡Que un hijo de otro cargue con la culpa y la sentencia por corrupción, que los hombres del poder, siempre que no incurran en problemas de lealtad política, son intocables!

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sacudir lo conveniente

  1. Pingback: Sacudir lo conveniente | Noticias de mi Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s