Hasta siempre, Adolfo Suárez


Adolfo SuárezAdolfo Suárez, abogado y político católico español nos extendió definitivamente su mano del adiós físico. De ahora en adelante recurriremos a la memoria, a las fotos y a los audivisuales para verlo saludar con su gesto amable de gallardía inclaudicable en la lucha por la democracia en su país. La historia lo recoge como el arquitecto de la transición española. Para mí es cimiento y pilar él mismo del conjunto magnífico de la democracia y de todo el proceso de desarrollo político acontecido allí tras el deceso de Francisco Franco. Como hombre público y estadista decente, trabajó para la reconciliación de los españoles, para la erradicación de los vestigios dictatoriales en España y para ayudar a levantar a su país, no para arrodillarlo, como suelen hacer los dictadores y sus parciales de uniforme.

Su sonrisa cálida de hombre gentil, de líder sin rencores que no escondía tras de sí el cuchillo de la venganza, sino el abrazo de la reconciliación, le valió el amor y el respeto de todo el mundo. Protagonizó la conformación de una monarquía democrática y dio lecciones de respeto por las instituciones y las leyes con la alternancia en el poder que se ha mantenido desde 1976 hasta hoy. Los cubanos, que sufrimos desde hace cincuenticinco años una dictadura que derrotó a otra de siete para permanecer más tiempo y arruinar a Cuba, valoramos la estatura moral de políticos que sirven a sus países y a sus sociedades, no de los que los usan de pedestal, como dijo José Martí, para erigirse sobre ellos.

Recuerdo durante mi infancia como el dictador cubano criticó al caudillo de El Ferrol por sus años en el poder y como con el decursar del tiempo le rompió el récord de instalación en el más alto cargo de Cuba.

Las sociedades democráticas están de duelo en estos días por el descanso eterno de ese ciudadano y político que mostró al mundo que las intenciones “se demuestran” con hechos, no “se muestran” con palabras. Que descanse en paz este ilustre hijo de España y discípulo ejemplar de la democracia.

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Hasta siempre, Adolfo Suárez

  1. Armienne la Puta dijo:

    No lo conocía pero parece que se ganó el afecto de sus conciudadanos.

    Me gusta

  2. cucoRayao dijo:

    se repetia muchas veces en los coros internacionales de “…. yo estoy ahi por la voluntad del pueblo cubano….”, esa voluntad donde y de que manera se manifestaba????

    Me gusta

  3. Segismundo dijo:

    Como español que soy, le doy las gracias al tiempo que la felicito por su clarividente artículo. Espero darle la enhorabuena cuando, un día no lejano, Cuba pase por un proceso semejante y sea una República verdaderamente democrática. Sigan luchando por ello, la esperanza es lo último que se pierde.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s