Antenas y oídos de los dioses


No es un invento mío, fue en la tele cubana donde dijeron que crearon una red social nacional llamada “La Tendedera” para los usuarios del patio. ¿Pensarán respetarnos por fin nuestro derecho a internet? ¡Ojalá!, pero de cualquier manera no sería un ‘medio respeto’ ni un respeto a medias siquiera, sino una falta total del mismo, que nos limiten o prohíban el acceso a sitios como Twitter o Facebook para constreñir nuestras fronteras sociales, virtuales y mentales. Obligarnos a interactuar dentro del patio es una violación de un derecho humano fundamental y también, irónicamente, casi igual a que nos inviten a una prisión para participar en una conferencia sobre la libertad que ofrecerá un condenado a 55 años de cárcel.

Una amiga —amiguísima— y lectora me llamó por teléfono para señalarme lo de la malla social cubana. Destacó la coincidencia con un escrito mío del que no recordaba el título, pero sí la metáfora. A mí también me sonaba, pero no tenía idea de la fecha aproximada del trabajo ni el contexto en que lo usé. Cacé más tarde la información y pude actualizarme al respecto. Introduje en el xml que guardo del blog el sustantivo “tendedera” y apareció en el escrito SOS: el arma de la palabra que publiqué el 16 de agosto de 2011. En el tercer párrafo del texto expuse: “Pero aquí estamos y estaremos mientras Dios lo permita. Continuaré auxiliándome de la tendedera —en el escrito original no está en negritas— de WordPress, para colgar mis opiniones sin dejarme amilanar por aquellos que andan con su cizalla de derechos, cortando libertades para alimentar despotismos.” ¿Coincidencia o inspiración? No sé si realmente a un oficialista “le gustó” y tomó prestado el término, como dice Aida. Si es así, considero una verdadera lástima que no tengan «las orejas» igualmente atentas para las múltiples propuestas sociopolíticas y económicas que hemos elaborado los opositores a través de los años y cuya implementación coadyuvaría a desatar los nudos de muchos de los problemas que nos aquejan como país y nación. No obstante, los invito a continuar visitando los cibersitios de las organizaciones políticas —ilegítimas para la dictadura— y los de la blogosfera de la emergente sociedad civil alternativa en las que hay muchas personas talentosas que llevan décadas manando antídotos y caminos cual fuente inagotable, preventiva y terapéutica de soluciones e ideas. Bebamos de nuestras fuentes en un diálogo respetuoso, participativo, diverso e inclusivo de identidad cultural. Pese a lo que digan los discriminadores líderes históricos, aún tenemos más, ¡muchísimo más para dar!

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Antenas y oídos de los dioses

  1. josefina dijo:

    a mi no me gusta reirme por escrito,, pero,, supongo que no hay que creer que el Depredador va a ceder un apice en su politica, su unica alternativa es represion y mordaza a ultranza porque en ellos le va la vida , y las de sus descendientes.. y eso? no se lo va a jugar

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s