Verano 2013


Estos julio y agosto habaneros —o cubanos— parecen más dopados de sol y calor cada año. En contraste, la familia que tiene a los hijos en casa por las vacaciones, apenas puede disfrutar de las ofertas recreativas que habilitan a la sazón por lo caras que resultan, por las dificultades con el transporte y por el exceso de población que hormiguea en nuestras calles y comercios. La violencia in crescendo se hace patente en la prensa del rumor popular y la opción de quedarse en casa parece la mejor elección para evitar la combustión del exagerado calor y frustración sociales. Sin embargo, la televisión nacional nos ofrece una programación de apagar por lo mala que está. El sudor, el fastidio y la falta de calidad se mezclan en una horrible y crispante propuesta de ver ano: ¿ver qué?

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s