María Caracoles tiene un alambique


María Caracoles fue una canción bailable del músico cubano apodado Pello, El Afrocán, que también creó el intrascendente género mozambique. Ese artista surgió en los primeros años de la década del 60, cuando el fundamentalismo político cubano combatía casi toda la música foránea y le dio a este “creador” del patio todo el apoyo posible para apagar las preferencias sociales por la música “importada”, que era la que fundamentalmente le importaba a la sociedad. Pero resultó que lo que más creó Pello con su grupo fueron problemas en Cuba y en escenarios internacionales. Su canción —único hit que se le conoce—, cuyo estribillo repetía una y otra vez “María Caracoles baila mozambique”, estaba predestinada a pegar porque era una tuerta bailadora en casa del rey ciego, al que también la dictadura le estaba cerrando los oídos. Sin embargo, canción y género quedaron sepultados en el olvido y gusto populares.

El pasado 30 de julio supimos de la intoxicación de 84 personas por el consumo de alcohol metílico robado de un centro estatal en el municipio de La Lisa y del que lamentamos, hasta el presente, el fallecimiento de once ciudadanos. ¿Por qué suceden estos hechos en Cuba? ¿Por qué hace años que se comenta en La Habana que existen alambiques y no se tomaron medidas hasta ahora? ¿Quiénes apadrinan —si es el caso— a esas fábricas clandestinas? ¿Por qué esperar a que hayan muertos para desmantelar un establecimiento de este tipo? Ese proceder parece más una manipulación efectista destinada a tranquilizar a los ciudadanos que una respuesta seria a los males que los aquejan. Hace falta un renovado proyecto político constructivo conforme a derecho, que erradique realmente muchos de los problemas sociales irresueltos y acumulados por décadas. Cuando actúan de modo efectista para que los ciudadanos crean que el estado se ocupa de sus asuntos, evidencian cuánto en realidad los desconocen y en lugar de oportunos, quedan como oportunistas.

¿Por qué desmontaron ahora una fábrica que produce cervezas de botella? ¿Y las que la producen en latas para venderlas en moneda dura? Evidentemente, a estas últimas no conviene referirse, mucho menos tocarlas. ¿Por qué un país productor de azúcar, como Cuba, no puede tener un ron barato o un aguardiente con un precio accesible para cualquier ciudadano? Mientras no se establezca una política de precios justa, que estimule el consumo nacional con la misma moneda con la que pagan el salario a los trabajadores, continuarán exponiéndose muchos compatriotas a este tipo accidentes generados por el lucro y las carencias.

Es una vergüenza que el uso del alcohol esté limitado hasta en los cuerpos de guardia de nuestros policlínicos y que corramos en riesgo de que se nos infecte una inyección debido a la penuria generalizada y al interés estatal por comercializar en divisas una gran gama de productos necesarios para la sociedad.

Hasta ahora, para muchos está claro que la llamada “lucha contra la corrupción y las ilegalidades” es solo una bandera de combate, un tema más para los discursos, una batalla que se dirime en las palabras sin ocasionarles daño a los involucrados “con ascendencias” en las altas esferas del poder real, allí donde el alambique del descontrol filtra con desenfado y exclusiones lo que es legal de lo que no lo es. Parece que todo depende de quiénes estén implicados y a quiénes salpiquen.

 

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s