Vivir en o entre basureros


La hediondez se empoderó de Cuba desde hace años, y en La Habana es más visible en los barrios donde residen las personas sencillas y trabajadoras, cuyos habitantes no tienen cargos en la alta nomenclatura estatal.

Entre basura vivimos y como basura nos tratan. Un número incontable de esquinas malolientes y desbordadas de desechos, son testigos infectocontagiosos que en muchos ángulos habaneros dan fe de la insalubridad social debido a la negligencia estatal. ¿De qué sirven tantas fumigaciones y las continuas advertencias sanitarias en los medios televisivos nacionales sobre el lavado de los vegetales y las manos y la debida cocción de los alimentos, si el enemigo decide por nosotros aunque viva fuera de nuestras casas? Los contenedores de basura se desbordan porque el vehículo de recogida se demora de una semana a quince días en pasar. Es una situación que se repite cíclicamente desde hace años. Los ciudadanos resignados aducen que “se rompió el camión” a la vez que tapan con una mano su área nasobucal al pasar por las esquinas para atenuar la fetidez.

Los niños juegan su fútbol de asfalto y de cuando en cuando la pelota se les va hacia una cordillera de desperdicios. Algunos tienen zapatos y otros corren descalzos —quizás para cuidar el único par que poseen— y patean de regreso el balón desde los vertederos.

¿Qué sucede con los camiones que deben recoger regularmente la basura? ¿Será cierto que en algunas localidades nada más que hay uno? Seguramente en los otrora barrios de las familias adineradas, que desde 1959 habitan los nuevos ricos socialistas, no faltan los vehículos y el personal para mantener limpia cada cuadra y esquina de sus clasistas suburbios.

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vivir en o entre basureros

  1. Arnaldo dijo:

    Hace mucho tiempo la capital del pais dejó de ser una ciudad decente…

    Me gusta

  2. Teresa Cruz dijo:

    Lo irónico es que en esas mismas barriadas no se vivía en esas condiciones en la tan atacada república. Los ricos vivían mejor que el resto pero la cuidad era habitable. Más que habitable, era un ícono.

    Teresa Cruz

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s