Otro negociazo


Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el no ser molestado
a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas,
sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Las autoridades en Cuba se aprestan a hacer una inversión más para la sociedad que les reportará buenos dividendos: abrirán centros de navegación para que los cubanos accedamos a internet lejos de nuestras casas y con ordenadores ajenos. Es una prueba más que debemos soportar después de años de que nos violen el derecho a recibir y a emitir informaciones y opiniones y de esperar para que los dirigentes gubernamentales comprueben que podemos surcar el ciberespacio sin que a ellos les dé un infarto totalitario.

A lo anterior le debemos agregar la situación del transporte para llegar a esos puntos, que por cierto, son 118 en todo el país, lo que casi equivale a una taza de café en un municipio. De los precios de los servicios de navegación que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) ofrece a los extranjeros residentes desde hace años —no se los dan a cualquier ciudadano de otro país, como a un simple turista—, el más barato es la llamada Tarifa Plana Nocturna, que establece una cuota de 11 horas diarias en el horario de 8:00 p.m. a 7:00 a.m. del día siguiente y cuesta 70 pesos en moneda dura cada treinta días. O sea, que resultan 330 horas al mes por 70 CUCs, pero con el nuevo servicio que entrará en vigor el próximo 4 de junio, once horas de internet en esos centros les aportarán 1485 CUCs al mes. Si la jornada de trabajo de estas ciberalcancías gubernamentales se fija en 12 horas diarias —como en los hoteles—, les reportaría una ganancia de 1620 CUCs en igual periodo. Estos resultados son a partir de una computadora solamente y para la travesía por internet. ¡Qué pícaros!

Según un trabajo periodístico que apareció en la primera página del diario Granma, una funcionaria de ETECSA afirmó que se habilitaron 334 máquinas en los establecimientos que brindarán la posibilidad de navegación en pocos días. Esta cifra, multiplicada por 1620 es igual a 541080, que constituye más de medio millón de pesos convertibles cada mes. ¡El negocio del siglo!

Quiero aclarar que estoy a favor de los servicios públicos de internet. Lo que me acalora es que lo brinden discriminando a los usuarios particulares que pueden solventar —y les asiste el derecho— una conexión desde la comodidad de su hogar. Mi fundado temor es que algunos dirigentes se acostumbren a la jugosa recaudación y continúen dilatándonos el disfrute de ese derecho, ya sea a través de computadoras o de la telefonía móvil.

Vale destacar el deterioro lógico de los ordenadores por la explotación sistemática y lo que usualmente en Cuba resulta la evasiva facilista de las autoridades cuando quieren evitarse los cuestionamientos del pueblo y encontrar una salida rápida a sus interrogantes: “cada computadora le cuesta al estado cubano no sé cuántos dólares en el mercado internacional”, etc., etc. Omitirán, por supuesto, que cada 120 horas de uso (cinco días) de una máquina, habrán recuperado más del valor de un equipo.

Una entrevista realizada al viceministro de comunicaciones, el ingeniero Wilfredo González Vidal, el que apuntó en el libelo oficialista Granma, entre adulaciones al estado cubano y respuestas ambiguas que denotan su limitación para tomar decisiones en ese campo, entre varios aspectos, destacó:

“Estamos conscientes que la tarifa inicial de este servicio, en particular, es alta y que, en la medida que ETECSA pueda ir recuperando las inversiones realizadas, principalmente en la infraestructura de conectividad, plataformas informáticas y el costo de las conexiones internacionales, se aumentarán paulatinamente los puntos de acceso y se estudiará el comportamiento del servicio para ir rebajando las tarifas, de forma similar a lo que se ha venido haciendo con el servicio de telefonía celular.”

Si ETECSA tiene que recuperar las inversiones realizadas, ¿no es mejor brindarles ese beneficio a los usuarios en sus casas? En este caso la ganancia económica sería mayor y las inversiones mínimas. ¿Por qué no empezar por ahí?

Reflota en mis recuerdos la ocasión en que públicamente, el anterior presidente cubano dijo que no todos podíamos leer los cables, que “había que estar preparados” —siempre discriminador e irrespetuoso del derecho de los demás— porque el enemigo esparcía su veneno a través de los medios, bla, bla, bla…

Así nos aplastan a los cubanos del archipiélago y nos vulneran nuestras libertades una y otra vez. No cesaremos de ejercer el derecho y deber cívicos de denunciar tales arbitrariedades y combatir el monopolio estatal sobre los medios de comunicación. Ese trust o consorcio oficial con doble cara y doble rasero, se muestra dadivoso en ofrecer como prebenda a sus voceros un servicio que constituye un derecho de todos. Pero no debían sorprendernos tales actitudes y prácticas de un gobierno que se muestra humanista con el mundo y después de más de 54 años, aún oprime a sus compatriotas y quebranta a menudo y con impunidad los principios que deben regir el ordenamiento jurídico de Cuba. A pesar de todo, nos alegra que el desarrollo tecnológico los haya obligado —¡por fin!— a dar un primer paso. Esperamos que las mentalidades paralizadoras de siempre no obstruyan el desarrollo y las libertades que las nuevas tecnologías ofrecen a los pueblos.

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Otro negociazo

  1. Gaspar dijo:

    Muy buen articulo les recomiendo uno que habla del mismo tema que me gusto mucho. http://salfuman.com/blog/?p=191.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s