El ruido del silencio


Miguel Díaz-CanelMiguel Díaz-Canel criticó el silencio informativo que nos imponen las autoridades y lo calificó de “quimera imposible” de mantener debido a las novedades que circulan entre las personas que navegan en internet o las que tienen correo electrónico, y a la avidez de nuestros compatriotas por tener fuentes alternativas de conocimiento noticioso. En el Seminario Nacional de Preparación del Curso Escolar 2013-2014, realizado en La Habana, el segundo al mando del gobierno cubano reconoció pública y tácitamente —aun sin decirlo—, que las autoridades han violado los derechos a la libre información de la sociedad y les han impuesto la ignorancia incidental, la información sesgada y un periodismo obligatoriamente oficialista e irresponsable. ¿A cuáles autoridades se refirió? Evidentemente, el número dos cubano aludía a la cuarentena gris del mandato anterior a Raúl Castro.

Todos sabemos que en Cuba las personas usan la internet de sus centros de trabajo —los que la tienen— para poder comunicarse con familiares y amigos que residen en el extranjero, y consumir un poco de información sobre lo que sucede en el mundo con una perspectiva alternativa a la clásica postura de los periodistas incondicionales del gobierno. Gran parte de la población se muestra harta de las visiones y versiones alineadas con el partido y el alto mando que muestran los profesionales de la prensa nacional, tan distantes de la realidad del cubano que sufre las colas diarias para comprar los magros alimentos del día, que tiene que afrontar los ómnibus repletos para regresar del trabajo, y que en la noche debe consumir una programación televisiva superpolitizada, mediocre y defasada, que parece anclada en la década de los sesenta.

El vicepresidente cubano no habló, sin embargo, del cable que bajo el mandato de Hugo Chávez tenemos en Cuba desde febrero de 2011, que desde el poder trataron de ocultar con todo tipo de desinformación y rumores y la demanda cada vez mayor de la sociedad cubana informatizada para que se le respete su libre acceso a la información a través de internet. Esa demanda silenciosa, pero progresiva, es la que va imponiendo una concepción renovada sobre los paradigmas informativos que deben establecerse y regir en la sociedad actual. De nada vale que insten a suprimir el llamado secretismo de la prensa cubana si las autoridades no dan el primer paso con mayor transparencia y libertad informativas, si existe la censura, si no se permiten agencias de prensa alternativas y si se persigue y condena al periodismo independiente.

Los modelos llamados socialistas que se han impuesto en la América Latina, también tienen su cuota de influencia en los nuevos rumbos que deben orientar nuestro destino hacia una mayor justicia social. Los denominados nuevos sistemas de la izquierda continental les han movido el piso al régimen cubano con su pluripartidismo, con sus programas sociales, de viviendas y desarrollo tecnológico, entre otros tantos para engatusar a sus pueblos. Al pensar en desarrollar a sus países y darles mayor bienestar, han dejado a su benefactor y patrocinador ideológico cubano como el “patico feo” hemisférico en cuanto a libertades y derechos. Pero parece que “ya viene llegando” el día en que “el silencio de los inocentes y corderos” del que se han burlado y tanto han abusado los poderosos, romperá el muro de la censura cibernética y comenzará a transitar al menos, por las autopistas de la información y la comunicación. Los nuevos tiempos así lo imponen, pero esperamos más, mucho más que le deben a Cuba, a este pueblo y a nuestra historia.

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El ruido del silencio

  1. Simon Jose Marti Bolivar. dijo:

    Estimada Rosa María,
    Podemos alegar todas las razones habidas y por haber. Exigir todos los derechos que nos quitaron a la fuerza.
    Podemos hasta implorar porque haya acceso a internet libremente en Cuba. Pero no lo habrá mientras exista este régimen. Ambos, regimen e internet, son totalmente incompatibles. Ellos se mantienen en el poder porque no tienen un pelo de bobos ni en el esfinter. Y cuando los cubanos tengan acceso libre a la información no pasarán muchos días para que tu dejes de ser La Rosa Descalza y te conviertas en La Rosa Con Zapatos. Y “ellos” lo saben demasiado bien.
    El hombre siempre pensará de acuerdo a como vive. Y eso los fundadores del infierno lo saben muy bien. El día que les cambien las condiciones de “como viven” demorarán minutos en pensar de otro modo y entonces todos verán “lo que corre un gato en sabana limpia”.
    Un abrazo patriótico y cubanísimo,
    Simón José Martí Bolívar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s