Clásico Mundial de Béisbol


Imagen descargada de: "http://puentelibre.mx/"

Imagen descargada de: “http://puentelibre.mx/”

El III Clásico Mundial de Béisbol terminó temprano para el equipo Cuba y nos dejó a muchos con los deseos de ver ganar a los peloteros del patio y a los narradores deportivos cubanos, con los de viajar a la californiana ciudad de San Francisco, en los Estados Unidos.

Si algo de positivo nos han aportado los Clásicos ha sido la posibilidad de observar buenos estadios a través de la TV, un arbitraje de calidad —a pesar de que no es perfecto— y la posibilidad de comparar los promedios y las condiciones de nuestras estrellas, con los records y el calibre de los peloteros de otras latitudes. Nadie entiende por qué solo les permiten a los nuestros que los contraten las ligas de otros países, como Venezuela, México, República Dominicana, etc. cuando se retiran, que les pagan mucho menos que a los peloteros activos. ¿A qué o a quién se debe la mala idea?

Este Clásico ha tenido la excepción de que se transmitieron los juegos de los equipos integrados por cubanos que hasta hace poco llamaban desertores y a los cuales nuestros comentaristas se refirieron con respeto. ¿Será el preámbulo de un cambio de mentalidad o de la flexibilización de la política deportiva seguida hasta el presente? Hace poco supimos que las autoridades le respetaron el derecho a visitar a su país y a su provincia de Pinar del Río, al lanzador José Ariel Contreras, que se quedó en el exterior en uno de los viajes con el equipo de béisbol de Cuba y fue contratado por las grandes ligas.

Los atletas de las bolas y los strikes en mi país juegan por amor al deporte y en condiciones deplorables en comparación con muchos otros equipos del mundo. Entrenan como profesionales, pero son tratados casi como esclavos. Todo por defender un amateurismo que jugó su rol propagandístico en una etapa de la llamada revolución, pero que en la actualidad resulta errático y opresivo. Los terrenos no tienen las condiciones óptimas, las pelotas están contadas y se usan demasiado en cada juego, el arbitraje es pésimo y los que son elegidos para integrar el equipo que nos representa internacionalmente son víctimas de disímiles presiones: despedidas en actos políticos con dirigentes del país, “compromiso con la patria”, discurso, abanderamiento —como si fueran a la guerra— y ahora, por último, también a las actitudes despóticas de su director técnico. Yo continúo defendiendo mi tesis de que para ser dirigente no hay que tener rasgos o procederes tiránicos. En franca sumatoria de estrés, están presentes también las necesidades personales y familiares; la presión de buscar el tiempo para ir a la tienda a comprar un equipo para reemplazar el roto que dejaron en Cuba y otros compromisos. Y hacerlo en compañía, no vaya a ser que “los ángeles de la guarda” que siempre acompañan a las delegaciones deportivas para garantizarles seguridad, sospechen que es un pretexto para quedarse en el exterior y actúen “en consecuencia”, como de costumbre.

Me imagino cómo se sentirán nuestros peloteros interactuando con los de otros países en los hoteles y los estadios: como unos niños huérfanos cuya riqueza es “la dignidad” de jugar según las directrices y el capricho de un pequeño grupo y su modelo político en decadencia. Más allá de quién resulte ganador del Clásico, también habrá ganado la afición cubana, que amplió su cultura beisbolera, disfrutó de otros estilos de juego, de dirección, técnicas de bateo y picheo y sobre todo, mejores condiciones para desarrollar, jugar y disfrutar nuestro pasatiempo nacional.

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s