La más grande redada


Foto hallada en: "soportetecnicogarcia.mex.tl"Un matrimonio de amigos se burlaron de mí porque dicen que siempre tengo encendido el bombillo de la esperanza; que “ahorre energía” mental y que no viva de ilusiones, porque voy morir de desengaños. Me lo dijeron hace un par de meses porque les comenté que pienso que está por llegar la internet para los cubanos. ‘El gobierno no va a poder continuar violándonos ese derecho’, les dije. “Me soltaron” risotadas como un cubo de agua helada con la convicción de que me harían callar. Más que una burla real, fue una explosión de inconveniencia, pues escondían su deseo secreto de que se todo se mantenga como hasta ahora.

Mis amigos sacaron al hijo menor de la universidad donde estudiaba porque esperan reunificarse con el mayor en otro país. “Lo enfermaron” de no sé qué para justificar la separación de la escuela, evitar que se gradúe o le pongan trabas por cursar en ese nivel escolar y porque quieren mantener en secreto su proyecto de viaje. Repiten ante todo el mundo los bocadillos que “es una licencia por enfermedad” y que «volverá a los estudios cuando esté bien» para evitar que ‘les pongan el ojo’. El muchacho cursaba informática y resolvió trabajo meses atrás en una empresa como administrador de red gracias a la intercesión y recomendación de un amigo. Su ocupación le facilita principalmente, de forma encubierta, la venta de cuentas de internet —a 100 CUCs mensuales cada una— a los usuarios cubanos desesperados por ejercer su derecho a la libertad de información.

Antes de que el benjamín comenzara en el puesto, los personajes de mi relato vivían modestamente y con austeridad se reinventaban cada mes “los kilos” de crédito en el móvil para llamar al hijo mayor cuando los pellizcaba la nostalgia más agudamente. A pesar de que él les ponía dinero desde el exterior para aumentarles el saldo cuando ETECSA hace sus ofertas, el uso del celular para ellos era una exclusividad. Constituía la herramienta de contacto con ese miembro que se desgarró del cuerpo familiar, el cordón umbilical que los mantenía unidos al hijo, el aparatico mágico que les acercaba esa voz querida que ya solo escuchaban de vez en vez. Desde que el menor empezó a trabajar hacen videoconferencias con el primogénito casi a diario y es común escucharlos y verlos hablar por el móvil. El destartalado auto Lada 1600 —del año 1978— se sacudió molécula a molécula sus viejos fierros y ya su apariencia y disposición son otras.

Uno de los «ojos y orejas» del barrio le hizo saber a un aliado de mis amigos que debido al visible despegue económico que muestran se convirtieron en la diana cederista y policial de malignos y aburridos vigilantes. Mis amigos, por su parte, ahora quieren que el hijo deje el trabajo —como hizo con los estudios— para evitar que “se complique” por facilitarles a sus compatriotas uno de los derechos largamente pisoteados por el estado. Temen, con razón, que una indiscreción pueda “enredarlo” en una red procesal que afecte su historia penal y les imposibilite reunificarse en otras tierras. Pero el muchacho está renuente a soltar esa gallina ponedora y ahora ellos, en contraste, me llaman y preguntan agobiados por qué las autoridades se demoran en darnos internet a los ciudadanos. ¡Qué triste paradoja!

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La más grande redada

  1. Pedro Belardo dijo:

    Lo último que perdemos es la Fe. El optimismo nos da fortaleza y yo sé por donde vas mi amiga. Llegará y no tardará.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s