Ajustarse a las necesidades del pueblo


Descargado de: "Telemundo 51"

Descargado de: “Telemundo 51”

Los cubanos comenzaron a fugarse del país desde el triunfo del gobierno que se instauró en Cuba a partir de 1959. Nunca antes había huido un número tan grande de compatriotas, dejando atrás el patrimonio que habían construido durante toda su vida y a parte de su familia. La propaganda histórica contra el comunismo había demonizado a los modelos de izquierda —en gran parte, con razón—, les abrió las compuertas a los cubanos, que se dejaron arrastrar por esas aguas liberadoras y todo el que tuvo las condiciones y recursos abandonó la represa, porque no querían esperar a ver hacia dónde los llevaría «esa corriente». La realidad superó la imaginación de muchos, que en la diáspora se retroalimentaban entre ellos y creaban sólidas comunidades cubanas con la esperanza del regreso a la patria.

“The Cuban Adjustment Act” se aprobó el 2 de noviembre de 1966 por el Congreso de los Estados Unidos. Aquella Ley Pública 89-732, o como se le conoce en español, la Ley de Ajuste Cubano, le permitía al Fiscal General, ajustar el standing migratorio de los refugiados cubanos que estaban en los EE.UU. al de residentes permanentes. Han pasado 46 años y aún esa legislación permanece vigente. Desde hace tiempo y con la intención de eliminar esa ley, escuchamos que el gobierno cubano responsabiliza al estadounidense de las muertes de cubanos, que en rústicas embarcaciones se lanzan al mar con la esperanza de alcanzar y disfrutar la libertad que otro país les brinda a sus ciudadanos, porque el gobierno del suyo le secuestró la mayoría de los derechos.

Desde hace unos años escucho cuestionar la vigencia y sentido de la Ley de Ajuste desde varios focos de interés. Incluso en la película-documental de Guillermo Álvarez Guedes, “Que todo quede entre cubanos”, se patentizan criterios dispares con relación al tema, pero observo una tendencia contra el ingreso de más cubanos a ese país que también los acogió a ellos. El criterio mayoritario encierra una polémica, pues los que llegaron antes, como es natural, se adaptaron primero al estilo de vida estadounidense que los que los sucedieron, que se llevaron arraigados —y aún lo hacen— los hábitos y botas totalitarios de más de medio siglo de indefensión. ¿Por qué unos rechazan a otros? El tema puede desatar un extenso debate que viaje desde los orígenes de nuestra identidad, hasta la eliminación del “Cuban Adjustment Act”, como desean las autoridades del archipiélago. Pero el futuro de ese precepto legal es de la competencia del gobierno de los Estados Unidos y de los intereses de la comunidad cubana residente en ese país, así como la emigración continua de nuestros conciudadanos —que con el tiempo se diversificó hacia cualquier coordenada geográfica— es responsabilidad del cubano.

No sé cuál será el destino de la dichosa legislación que es objeto de tanta preocupación de unos y cuestionamiento de otros. Supongo que está en la diana mediática y sale cíclicamente a relucir porque los que tienen realmente el poder para tomar una decisión sobre si cambiarla o derogarla, están creando estados de opinión o colectando información sobre esa materia. De cualquier manera me distancio de ese asunto que no es de mi competencia, porque creo que en lugar de estimular con rigideces políticas y arbitrariedades represivas a la emigración, la razón fundamental de todo gobernante debe ser la de «ajustarse a las necesidades y anhelos de su pueblo» y crearles las condiciones a sus ciudadanos para se queden en la patria de todos, en el cimero y noble deber de reedificar progresivamente y de forma sustentable y sostenida, una Cuba mejor.

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Ajustarse a las necesidades del pueblo

  1. John J Vallejo dijo:

    Armienne, tienes que comprender despues de 50 anos que el unico incentivo es irse del pais, la lucha armada a sido barrrida del mapa por los EEUU. No hay ni la mas remota posibilidad que esto suceda. El fracaso de Playa Jiron y la tracion del funesto y tracionero presidente Kennedy a traslucido a estas realidades.

    Me gusta

  2. Con la reciente reforma migratoria en Cuba la ley de ajuste cubano no tiene razon de ser.

    Me gusta

  3. Pedro Belardo dijo:

    Cada vez que veo imágenes desgarradoras como la que insertas en tu escrito me lleno de tristeza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s