El clan del poder


Gráfico bajado de: “www.intereconomia.com”

Delfi es un lenguaje informático de programación casi en desuso, y al revés un nombre masculino que no quiero mencionar, aunque en este escrito aluda al que aún rige o influye en los destinos de Cuba y que reaparece pública y ocasionalmente hablando del fin del mundo. Este pretendido Mesías de mentalidad verde olivo, devenido “guerrillero pacífico” que persigue un Nobel de la Paz, que tuvo al mundo al borde de la tercera guerra mundial y que algunas de sus prioridades políticas han sido su imagen, permanecer al frente de Cuba y del modelo que fundó y construyó, la exportación del pretexto ideológico —incluido el sustento logístico a amigos y guerrillas— para llegar al poder o perpetuarse en él, la crítica constante a los países ricos —particularmente a los Estados Unidos—, ha agotado a Cuba en lo social, político y económico y aún así pretende arreglar los problemas de los demás trasladándoles sus teorías a cambio de apoyo, aunque solo sea propagandístico y clientelar. Venezuela es la escepción económica que reemplazó al otrora imperio soviético en ese renglón.

Pero me niego a imputarle todos los problemas nacionales, porque es un símbolo, un ícono: el caudillo de un equipo de personas que han conspirado con él para mantenerlo durante décadas en el sitial donde han cometido el deshonor de violar consuetudinariamente los derechos de toda una nación. Por eso insisten en la ilógica del monopartidismo y mantienen el círculo cerrado del clan, en donde no caben cuestionamientos, solo obediencia. A su grupo de trabajo siempre les dio prebendas a cambio del culto a su persona y los hizo corresponsables de los actuales problemas de Cuba y de los que vendrán. Aún mantiene esa práctica porque en ello le va la sobrevivencia del fracasado, pero obstinadamente defendido modelo político, y la continuidad del bienestar de sus amigos “de causa” y familiares.

Sé que Delfi disfruta de ese personalismo tan difundido que ha encabezado titulares y aún aparece en la prensa internacional con su nombre o apellido —tengamos en cuenta que el delfín y actual mandatario es su hermano—, pero no es suficiente. El clan castrense y dinástico de los “Castro” continúa castrando los derechos fundamentales de los cubanos, postergando sus legítimas aspiraciones y necesidad de pluralidad política y divinizando la imagen del dictador con apariciones, imágenes históricas de la guerrilla, citas constantes a su persona en los medios nacionales y disertaciones con auditorio foráneo y selecto del patio. No es que quiera “jugar con el mono y la cadena”, los hechos son la evidencia de que aún está ahí, con su grupo de acomodados escultores de mito, impidiendo que el actual Jefe de Estado tenga demasiado protagonismo o vaya a echarle a perder con aperturas o reformas, esa suerte de monoteísmo político y culto a su personalidad para lo cual ha trabajado con sus incondicionales más cercanos por más de cincuenta años. Muchos piensan que es mejor ignorarlo, pero al hacerlo, siento que estoy omitiendo una parte fundamental de nuestra historia, coartando mi libertad de expresión y siendo consecuente con los que nos hostigan, y eso no es intelectualmente honesto.

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El clan del poder

  1. Boardshorts are held on by not one but two forms of closure. Unlike speedos or shorts for land, shorts are long and baggy. Surfers cover surfboards with a layer of sticky wax, this wax allows a surfer to comfortably stand on a surfboard without the fear of losing grip. Though surf wax helps a surfer when standing on the board, it can accidentally harm them when kneeling on the board. Though made for functionality, the design of beach shorts is known to change more often based on the latest trends in popular clothing style. Some people wear swim wear exceptionally baggy. Boardshorts Board shorts have a waistband that is usually held together by a lace tie, unlike swimming shorts that generally contain elastic waist bands, additionally there is a velcro fly. One of the most convenient things on swim shorts is the pocket. This pocket is used to carry a key while out in the water. Unlike speedos or shorts for land, shorts are long and baggy. Surfers use wax on their surfboards to provide resistance against their feet. The length of these shorts is based off of fashion. Shorts come in all different lengths. Many guys prefer wearing their beach shorts low enough that their butt shows. Board shorts come in all different patterns including hawaiian floral, stripes, solid colors and more.

    Me gusta

  2. I just want to mention I am beginner to blogging and really liked your web page. Very likely I’m planning to bookmark your blog . You absolutely have terrific articles. Thanks a lot for sharing with us your web site.

    Me gusta

  3. I just want to say I am just newbie to blogging and really savored this blog site. Likely I’m planning to bookmark your site . You amazingly come with impressive well written articles. Kudos for sharing with us your web site.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s