Diversidad vs. demagogia


Gráfico tomado de elmatinercarli.blogspot.com

De un tiempo a esta parte, a los dirigentes del gobierno cubano les ha dado por hablar de diversidad y defender la importancia del respeto a esta en los diferentes grupos humanos en nuestro hogar nacional. Es un discurso positivo, claro está, pero algo “jorobadito” si tenemos en cuenta que solo se refieren a lo social y cultural y que en nuestro país siempre se impuso el criterio militarista desde el poder. Pero quizás es la semilla para enrumbar —me digo— el contexto en transición en que parece que comienza a “gatear” Cuba, hacia una sociedad aperturista en la que caminemos todos. No quiero pecar de inocente, pero tampoco de excéptica al negar algunos visillos que hemos ido corriendo, aunque no se nos permita aún abrir la ventana.

El gobierno cubano se va integrando “a su manera” al mundo y necesita legitimarse con algunos pasos lentos y calculados, a la comunidad de países democráticos del orbe, más concretamente de Latinoamérica, donde es el único que tiene monopartidismo en la actualidad. Con su radar enfocado en este hemisferio —recordemos la reciente creación de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe, CELAC— se reconcilió en parte con la Iglesia Católica, que es mayoritaria en el continente y “se mueve” —aunque con mucho temor a perder poder— tímidamente, instruyendo y ordenando como concesiones partidistas los espacios y conquistas socio-económicas y políticas que ya disfrutábamos en la sociedad y que ellos nos arrebataron al llegar violentamente al poder.

Después de casi cincuentitrés años, estos pasos son el reconocimiento tácito de que su modelo fracasó y están preparando a la sociedad para su incorporación al concierto democrático mundial cuando ellos no estén. No obstante, es ilógico hablar de diversidad solamente para una parte de la urdimbre social. Para que un pueblo sometido por décadas asimile ese concepto, debe abarcar todo el espectro de la vida nacional, incluyendo la política. Se deben legitimar los partidos políticos y respetar los derechos humanos establecidos por las Naciones Unidas. Diversidad en todo y para todos debe ser el lema, que es sinónimo de pluralidad y estado de derecho; si no es un eufemismo represor del progreso. Darle un sentido parcial, según los intereses del estado es demagogia, al menos, eso creo yo.

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Diversidad vs. demagogia

  1. katalog seo dijo:

    You’ve gotten undoubtedly heard the expression “nothing in life is free” a million instances all through your life. In truth, you will have probably heard it so many occasions that it’s embedded in your mind right now. Well, I’m right here to tell you that that is fully untrue. Some things in life are free. You’ll have the option to order free samples by mail and examine out a vast variety of attention-grabbing new products at no cost. After all, you get these free samples with out surveys as a outcome of they’re offers from legit companies. It’s the firms hope that you’ll get pleasure from their product and continue to order it in the future. Offering free samples is helpful to a company because it entices new potential customers.

    Me gusta

  2. Pingback: Apuesta por los republicanos | La rosa descalza

  3. Esta alteración es de a os probablemente , con lo que la ausencia de un diagnóstico precoz hace que estemos perdiendo un tiempo precioso .

    Me gusta

  4. Feliciza dijo:

    Useful information and wonderful design you got here! I would like to thank you for sharing your ideas and putting the time into the articles you publish! Nice work!

    Me gusta

  5. Molahanor dijo:

    Y para más inri, ni te das cuenta de que debajo de esa fortaleza de púas afiladas y amenazantes se esconde un ser vivo.

    Me gusta

  6. El Lapón Libre dijo:

    Hola Rosita. Cada vez más, tu finas y afiladas espinas va agrietando ese hueco y viejo caiguarán que tanto presume de fortaleza en ese solar yermo -que no jardín- de mala yerba verde olivo y marabú: La triste Cuba de hoy. Tu perfume -bella flor- comienza a llegar a otros olfatos más democráticos, abiertos, verderamente aperturistas e integradores. Con otras, como tú, el edén de la libertad no será ya más una quimera. Tu jardinero a distancia. El Lapón libre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s