Cafetaje


Desde que Raúl Castro anunció que iban a volver a mezclar el café que nos venden racionado por la libreta de abastecimiento y en moneda nacional con chícharo abordé este tema; pero lo repulsivo del producto que despachan en las bodegas y con el que se elabora un brebaje que no es café ni potaje, me compulsó a considerarlo una vez más. Es verdad que muchas personas ya se han referido a él, con su carga burlesca por el fiasco —como en casi todos los renglones— que significó el anuncio. Después vino el propio “néctar negro” con su munición en polvo a ratificarnos lo que sabíamos por experiencia: que mejoraron la forma de cocinar el caldo, pero también lo redujeron y por eso ahora lo servimos en “frasco chiquito”. Pero nadie se traga la píldora de que sucede como con el perfume; todo lo contrario. Ya no se les ofrece a los visitantes como halago una taza del otrora aromático grano, sino que se les deja más bien a las personas que no son del todo gratas.

Con el nuevo mejunje, cambiaron hasta el acto de beber el elixir e introdujeron un rito nada elegante en la forma de utilizar ambas manos: una para sostener la taza y la otra para hacer pinzas en la nariz para que resulte menos desagradable el trago. Si se siente físicamente alicaído y considera que necesita un estimulante como la cafeína, le aconsejo que piense en un sucedáneo o en otro tipo de café, porque el que dan por la libreta puede provocarle energías estomacales que lo confinen al baño, y en definitiva, a lo mejor la chicharina no es el vigorizante que necesita. Recientemente le recomendé a un amigo que quería fastidiar a un adversario suyo que se la pasaba tirándole pullas delante del grupo, que le regalara un paquete de café de la bodega delante de todos. Fue así —y no es cuento de camino— que acabó con el problema.

Algo bien diferente sucede si se cuenta con el dinero para pagar un paquete del bueno —si lo hay— en los establecimientos que venden en moneda convertible. Hace más de una semana que el fruto-semilla molido está ausente de las honestamente llamadas tiendas recaudadoras de divisas y otros comercios de ese tipo. Existe el rumor en La Habana de que, como parte de las auditorías que está llevando a cabo el gobierno del más joven de los Castro, detectaron un faltante de 6 toneladas de ese producto en las torrefactoras cubanas y es por el proceso investigativo que está ausente de las vitrinas de estos centros que expenden en moneda dura.

Si va por estos días a la casa de una persona con solvencia económica es posible que, aún en contra de sus deseos, no puedan compartir con usted un sorbo de esa tisana por el déficit actual. Por mi parte, si visito el hogar de una persona humilde y me obsequian una taza, apuraré el trago y aunque las náuseas en ebullición me hagan saltar las lágrimas, haré como que me gustó y lo agradeceré de buen grado. Pero como a la antigua y hospitalaria gramínea la han convertido indirectamente en un medidor de la estima de un anfitrión, si cuando se estabilice el suministro de café acudo a la vivienda de otros que tienen “money del bueno” y me invitan a una taza de potafé o cafetaje, ya sabré a qué atenerme.

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cafetaje

  1. You should be a part of a contest for one of the highest quality sites on the net. I’m going to recommend this web site!

    Me gusta

  2. Well, i was contemplating purchasing a sewing maching. My spouse and i was just wondering, how do you learn to sew? should I become a member of sewing lessons? Also which sewing machines can you reccomend? And about howmuch tend to be classes, if they’re even nessecary?.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s