Chaveta de propaganda


Desde el pasado mes de junio la televisión cubana parece Chavezvisión, ya que sus cinco canales se han centrado en dar seguimiento a la evolución y proceso de recuperación del presidente venezolano Hugo Chávez, en todas las comunicaciones directas o telefónicas que hizo desde Cuba con personas de su gabinete, y en cada una de sus apariciones e intervenciones desde su regreso a Venezuela. Las retransmiten una y otra vez como si estuvieran preparándonos para un examen. Como ya no sufrimos los largos discursos de antes, ahora nos machacan con los del mecenas petrolero.

Este culebrón narcisista que los cubanos ya hemos vivido demasiado tiempo, nos ha hecho suspicaces en cuánto a las herramientas que emplean los pícaros del poder caudillista para lograr sus propósitos de permanencia. Tocan con sus flautas latinas, melodías románticas gratas a los oídos de las mayorías para encantar a las masas. Llegan hasta el punto en que me hace dudar que sea real la enfermedad de Hugo Chávez. Esta nueva versión de ‘reality show’ tropical, parece urdido por personas muy diestras en el arte de permanecer en el poder y su semejanza y relación con La Habana, no son pura coincidencia.

Pero es mucho lo que está en juego, no solo la arrogante victoria personal de un hombre-partido —aquí mezclaron, confundieron y personificaron los conceptos de estado, nación y patria y los centraron en un hombre—, sino la de todo un país y tres generaciones de cubanos que han trabajado con denuedo por la consolidación de una utopía que está en fase terminal.

Somos, por adversidad, un país lastrado por la dependencia. A nuestras propias anclas idiosincrásicas debemos añadirles los eventos históricos que han afirmado la subordinación. Por más de cuatro siglos (desde 1492 hasta 1899) dependimos de España, hasta 1959 de Estados Unidos, durante casi 30 años (hasta 1989), de la antigua Unión Soviética y ahora de Venezuela. Si algo reconfortante podemos apuntar a nuestro favor, es que se han ido reduciendo los plazos de esa dependencia. Lo que no se acorta es la correspondiente adulación que la grava, que se evidenció con los “criollos voluntarios” al servicio de España en la época de la colonia y se refleja hoy en la élite del poder de nuestro país, cuando generalmente (no solo ahora que dicen que está enfermo) le dan más cobertura mediática a un presidente extranjero que al gobernante de Cuba.

Hay preocupación en la sociedad cubana con relación al futuro si la dolencia del líder bolivariano es real. ¿Qué será de los cubanos si dejamos de percibir las toneladas diarias de petróleo que nos envían desde Venezuela? ¿Volveremos al periodo especial? Son las dudas que están en la calle; aunque muchos piensan que la vieja fórmula oligárquica y nepotista de los caudillos no sea una excepción en el caso venezolano y se perpetúe el chavezorreo con el nombramiento de su hermano como sucesor. De cualquier forma, abogo por la recuperación del mandatario, pero debemos velar por nuestra propia higiene mental y borrar esas reiteraciones propagandísticas exageradas que enajenan nuestra cotidianidad. Quizás la enfermedad de Chávez coadyuve a que instauren con perspectiva de verdaderas reformas y sin manipuladoras dilaciones, las estructuras para que caminemos hacia un estado democrático de derecho y bien común. Mientras tanto, es preciso que nos centremos y no perdamos la chaveta.

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Chaveta de propaganda

  1. I am so happy to read this. This is the type of manual that needs to be given and not the accidental misinformation that’s at the other blogs. Appreciate your sharing this best doc.

    Me gusta

  2. Anónimo dijo:

    I really like this web site it’s a professional piece! Grateful I discovered this on yahoo.

    Me gusta

  3. Keep up the superb work , I read few articles on this internet site and I believe that your website is rattling interesting and holds bands of great information.

    Me gusta

  4. I cant sew a strait line on my stitches machine.. How can I?.

    Me gusta

  5. The kids keep bringing home sewing projects and I have no idea how top sew..

    Me gusta

  6. Clair Servi dijo:

    I simply want to mention I am just very new to weblog and honestly savored this blog site. Probably I’m planning to bookmark your website . You really have fabulous writings. Appreciate it for sharing with us your web page.

    Me gusta

  7. Pingback: Crazy Propaganda | Barefoot Rose, a blog from Cuba

  8. Sabes, tocar este tema desde ese punto de vista-sobre la veracidad de la enfermedad del venezolano- nos hace reflexionar un tanto y nos vienen a la mente rapido las elecciones presidenciales en Venezuela el proximo anio,elecciones para las que se veia al actual e inepto presidente perder cada vez mas terreno. Por otro lado,como ya reiteras,los castristas son maestros en eso de la mentira y la manipulacion de los pueblos con fines y objetivos muy claros,su permanencia vitalicia en el mas absoluto de los poderes,por lo que no se debe descartar nada absolutamente en este particular caso,que como ya sabemos,no solo se juega el poder chavez,sino tambien la dependiente monarquia castrista…….Aprovecho este breve comentario para enviarte mi afectuoso saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s