Breve historia de sabiduría materna


Recuerdo cómo en los 70s, mi madre me instruía sexualmente por mi adolescencia: “abre bien los ojos y cierra bien las piernas”, era la sentencia. Una invitación machista surgida por mi crecimiento y por los prejuicios lastrados de conceptos de moral antiguos y diferentes heredados de otras culturas y de nuestra propia hispanidad. Por entonces, como venía sucediendo desde épocas remotas, el hombre —que a diferencia de la mujer, podía escoger pareja— debía recibir un premio por el casamiento. Hubo períodos en que incluso se les entregaba dotes por desposar a una doncella, lo que más que una discriminación, resultaba un agravio. Todavía en la década del 70, increíblemente, existía en Cuba el concepto de que a los hombres se les debía retribuir con la virginidad por la boda o el himeneo. —Se debe llegar virgen a la boda—, decían adultos y creyentes de esa etapa. Supuestamente la fémina adquiría el nombre y la representación de un esposo y el cónyuge, el himen y la inocencia de una consorte; sin contar las disímiles y múltiples funciones que desempeñaba en el hogar «la señora» —sin el apoyo del marido por el azote del machismo—, podemos reafirmar lo evidente que ya muchos han acusado: que el género masculino, con el matrimonio, siempre ganó mucho más que una compañera en la vida.

En mi temprana mocedad alcancé a escuchar expresiones como «se casó por detrás de la iglesia» para aludir a una persona que había tenido relaciones sexuales sin haber contraído nupcias; “cogió fia’o”, que graficaba lo mismo; o sea, que había “jugado de manos” o «hecho cositas» con su compromiso antes de “firmar el papel”. También alertas como: “después de lo cogido, nada de lo prometido”, para advertir sobre los hombres “que prometían villas y castillos”, con el único propósito de “limpiar el fusil”; en fin… que preocupada me preguntaba de qué tamaño sería “aquello” que lo llamaban fusil, y durante mucho tiempo me mantuve escondiéndome de todo el que se interesaba por mi: hasta que la biología y la fisiología se impusieron…

En 1989 integré con mi esposo las filas de la oposición y entonces la letanía materna era que “abriera bien los ojos y cerrara bien la boca”, porque si nos apresaban a Rafa y a mi, qué sería de nuestros hijos. Fue una perseverancia que se mantuvo recurrente hasta el año pasado, que fue de visita a Estados Unidos y se quedó. Aun así, desde La Yuma, a veces llama e insiste en por qué no me voy, y repite su añejo guión de ama de casa rechazada por el machismo instalado en la sociedad de su tiempo, que reforma, ajusta y aplica según las circunstancias. Toda mi vida perseguida por un conjunto de palabras que constituyen una frase hecha: “abre bien las piernas y cierra los ojos”, ¿o la boca?; ¿o cierro la boca y abro los ojos? ¡Qué más da!, de cualquier forma soy una mujer madura y justo ahora no voy a renunciar a lo que ha signado mi andar por la vida: hacer lo que me dicta mi conciencia cívica.

Esa madre mía no aprendió cuando me salté el anglosaludo (hi) y fui directo al «meneo» desdeñando las etiquetas morales que, aunque en franca disminución, aún perduraban en mi juventud. No entendió, y parece que ya no entenderá nunca, que soy una transgresora ante lo que me parece injusto y no acaba de aceptarme como soy. Los prejuicios que he citado desaparecieron afortunadamente de la sociedad, y mi pobre madre llegó a la ancianidad remachada por la discriminación y humillación de siglos y encasquillada aún en el reborde del temor. A estas alturas de nuestras vidas ya no le refuto sus opiniones, solo le replico entre cáustica y bromista una versión de su vieja letanía: ¡Cerremos las puertas a toda manifestación de intolerancia y abramos los ojos al mundo, mami!, que nunca es tarde…

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Breve historia de sabiduría materna

  1. I don’t truly acknowledge just how much I was concluded up here, but I think this one posting was really good. I don’t identify just who you may be but absolutely you’re going to a celebrated blogger as long as you are not currently Thank You!

    Me gusta

  2. yeah … completely smart images and classic motif !

    Me gusta

  3. holzschuppen dijo:

    I don’t even realize just how I stopped up here, still I think this specific posting was extremely good. I really don’t acknowledge who you’re but definitely your are on the way to a recognized blogger in case you are not currently Thanks Again!

    Me gusta

  4. i must buy a sewing machine (preferably second hand or cheap) that includes a cover stitch and an overlock stitch incorporated. does anyone know how i possibly could check if the sewing equipment has these functions or could anyone recommend a sewing appliance?. also where could i get hold of a second hand sewing machine: Ersus.

    Me gusta

  5. SEO Company Orange Company Enjoyed examining this, very good stuff, regards . “Hereafter, in a better world than this, I shall desire more love and knowledge of you.” by William Shakespeare.

    Me gusta

  6. I have not checked in here for a while because I thought it was getting boring, but the last few posts are great quality so I guess I’ll add you back to my everyday bloglist. You deserve it my friend🙂

    Me gusta

  7. I simply want to tell you that I am new to weblog and certainly savored you’re page. Likely I’m going to bookmark your website . You surely come with beneficial article content. Thanks a bunch for revealing your website.

    Me gusta

  8. Pingback: Brief History of Maternal Wisdom | Barefoot Rose, a blog from Cuba

  9. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s