Tibieza de un aniversario


No hubiera imaginado que sucedería lo que viví este 22 de octubre de 2010, en que debió conmemorarse otro aniversario del inicio de la denominada Crisis de los misiles y, en los accesos que tuve a la prensa escrita, radiotelevisiva o digital, descubrí que se minimizó la difusión de esa fecha. Eso llamó mi atención y por supuesto, desató mis «por qué» y esta reflexión.

¿Qué hecho singular o plural (puntual es el término exacto) puede condicionar este cambio en la evocación de un acontecimiento de esa trascendencia? Anualmente se ha recordado este suceso, al que las autoridades cubanas llaman “Crisis de Octubre” y también se le ha revivido en otras circunstancias históricas coyunturales. ¿Por qué ahora es diferente?

Hojeando los eventos recientes y hurgando en los subtextos para tratar de hacer una lectura sagaz de lo que viene mostrándose al mundo y a la sociedad cubana en los últimos meses, me pregunto: ¿qué eventualidad puede generar este cambio de enfoque en cuánto a un hecho que colocó al mundo “al borde” —calificado así también por la alta dirección del país— de La III Guerra Mundial?

Punzantemente, en mi opinión, la data de marras (22 de octubre) fue la elegida para propalar el llamado: “Mensaje del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz contra la Guerra Nuclear” que salió en la primera página del periódico Granma, órgano del Partido Comunista de Cuba.

La acotación más clara, y creo que ya es evidente para todo el mundo, es que el ex presidente continúa al timón de la nave cubana (eso para los que alguna vez dudaron de que tuviera las riendas del caimán) y los que lo declararon in artículo mortis no hicieron nada más que confirmar cuán alejados están de la realidad cubana cuando pretendían (y quizás aún pretenden) demostrar lo contrario. Este aspecto aparenta ser un asunto llevado personalmente por el líder cubano, por eso es recurrente que en todo lo referente a su salud y parafraseando al cantautor español Joaquín Sabina podemos apuntar que “ni los adivinos adivinan, ni los Aladinos aladinan…” Así de sencillo lo interpreto yo.

No solo somos protagonistas, sino observadores de nuestro medio y nos toca analizar los eventos tal y como se muestran, con lo cual no queremos moldear la historia, sino darle un enfoque diferente a una sucesión de circunstancias dadas

Pero los tiempo y los intereses cambian, excepto si se navega contra la corriente estadounidense (como conocemos el juego de antonimia de la alta dirección del estado cubano con el gigante del norte, muchos, al igual que yo, suponen que si EE.UU. fuera pacifista entonces ellos optarían por la opción contraria), resulta que este lavado de imagen puede asociarse a la excarcelación de opositores y periodistas independientes, como quién escarda el terreno para dejarlo libre de malas hierbas y legárselo despejado al relevo o a los herederos, o como apuntan en la calle, si se persigue un Nobel de La Paz. Esta última alternativa la considero menos probable, ya que la reaparición del paladín y este último asalto mediático surgieron a principios del mes de julio, un poco tarde para promover una campaña en ese sentido. De cualquier forma, esta sociedad está tan imbuida de mensajes subliminales, maniobras y manipulación, que jocosamente pudiéramos señalar que “se han vuelto diestros en lo siniestro” y a las dos manos especulan sobre probabilidades, teatros, escenarios… y decantan, argumentan y debaten como el más acertado y agudo de los analistas políticos. En eso son «diestros a las dos manos». Eso sí, lastimosa y cáusticamente concluimos que se pone de manifiesto cada vez más la falta de confianza de la sociedad en sus gobernantes, a pesar de manifestaciones, consignas y el seriado y novelado espíritu revolucionario para la televisión.

Retomo el tema inicial y rememoro que, cuando en la década del 90 supe de la paliza nuclear que dicen que en los 60s Fidel le propuso a la alta jerarquía soviética propinarles a los Estados Unidos, no pude menos que “sentar mi quijada para que no se cayera”. Pero «una cosa es con Laika y otra con balalaica», y después de la caída del muro acusador de la falta de libertades del comunismo stalinista, la renaciente Rusia, para presentar credenciales de democratización al mundo y como parte de la transparencia informativa (glasnost) y otras medidas democratizadoras que instauraron, desclasificó documentos y entre ellos esa primicia, en las que los testimoniantes afirman que el mandatario cubano de entonces (y ahora, extraoficialmente) les había propuesto asestarles “un golpe nuclear sorpresivo” a los Estados Unidos. Después de conocer ese hecho documentado, es legítimo cuestionarse si, como temían los estadounidenses a la sazón, ¿los misiles eran realmente para proteger a Cuba? No solo somos protagonistas, sino observadores de nuestro medio y nos toca analizar los eventos tal y como se muestran, con lo cual no queremos moldear la historia, sino darle un enfoque diferente a una sucesión de circunstancias dadas.

Con toda una tradición de más de medio siglo de mostrar su afición al juego de los soldaditos ¡quién hubiera imaginado ese derrape hacia el pacifismo!

En los días en que brotó la información del testimonio ruso, salió Castro a la palestra (una vez más) para aclarar «lo que quiso decir» y Nikita Jruschov tergiversó. Con relación a este hecho, hace poco tiempo y como muestra de sus reservas hacia Borís Yeltsin, lo acusó de alcohólico y de haber entregado a la CIA documentos secretos de la extinta Unión Soviética.

Es cierto que los tiempos y las personas cambian, pero ¿quién lo hubiera creído cuando la guerra de Vietnam en que públicamente afirmó que «cuando vemos las barbas de nuestro vecino arder quisiéramos ver arder nuestras barbas»? ¿A cuál vecino se refería? ¿A los Estados Unidos? ¡Porque Vietnam está bien lejos! Quizás entonces se sentía chino, japonés, indonesio, tailandés, un ciudadano o líder del mundo. Fue otra paradoja que, a pesar del dislate geográfico, todos entendimos bien. El caso es que manifestó su deseo de ver a Cuba en guerra. ¿O será otra interpretación errada? ¿O herrada? Parece que algunas aseveraciones del adalid criollo se pincelan ambiguas y se prestan a la deformación.

Recientemente en la entrevista que concedió al periodista estadounidense Jeffrey Goldberg, afirmó que el modelo cubano no funciona ni en Cuba. Esta alegación causó una sacudida noticiosa que desbandó puntos de vista internacionales acerca de su persona. Nuevamente compareció para aclarar «lo que quiso decir…» Entonces me pregunto: —¿Otra vez? La alta dirección del país ya ha pasado por esto y no puedo sino asombrarme con esas reiteradas confusiones. ¿Serán?

En lo particular, pienso que están atrapados en una época en que se pretendía mirar o se miraba tanto hacia delante que obviaban cómo se acumulaban los problemas en sus espaldas, y con el paso de los años la pesada carga les hizo lentificar el paso hasta detenerlos. Es un proceso en que se ha perseverado demasiado en el tiempo —hasta en los errores—, convirtiéndolos en frenos entrampados de sí mismos. Parece que los que heredarán a los jorobados quieren abandonar ese abultado, ineficiente y pesado lastre, pero probablemente estén esperando a que cedan los viejos cimientos para comenzar a edificar nuevas catedrales.

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Tibieza de un aniversario

  1. Mersikol dijo:

    where to buy viagra fast delivery
    [url=http://viagraonline-us.com]viagra online
    [/url] viagra side effects with alcohol guestbook.php?act=
    – buy viagra online

    Me gusta

  2. How perform I get an farther line? Max Lolita Bbs THAT IS ONE Elder Incline Proceeding THIS STUD MY WIFE WOULD LOVE On the road to Distribute HIS Elevate By ME AND HAVE HIM BREED HER PUSSY In support of ME By THAT HORSE COCK OF HIS

    Me gusta

  3. Mariel Mora dijo:

    Sra. Rosa María, es un placer leerle, imagino que tanto tiempo los cubanos sin poder canalizar su energía en otra cosa que la preocupación de cómo sobrevivir un día más, ha logrado en ustedes una grandiosa facilidad para plasmar las experiencias vividas de la forma más entretenida permitiendonos por unos segundos vivir junto a ustedes tales experiencias. Soy venezolana, y no pude dejar de notar, esa peculiar situación que menciona repetidas veces, acerca de la necesidad de Fidel después de decir cualquier cosa, de aclarar qué fue lo que quizo decir, y me viene de inmediato a la mente un chiste que surgió aquí en mi país.. y es que cada vez que Chávez abría la boca tenía que salir un ministro suyo, como si se tratase de un traductor (ni que Chávez hablara otro idioma) diciendo: “Chávez lo que quizo decir fue…” ja. Parece un buen chiste, pero es una triste realidad, son hombre, políticos y lamentablemente gobernantes de lo más hipócritas, que dicen lo que piensan y luego tratan de taparlo con un “lo que quize decir”.. hasta cuando saldremos de estos gobiernos que profesan socialismo y practican es el más sucio capitalismo de estado, donde ellos mandan sobre todo, y poseen todo lo que se pueda poseer, haciendonos creer que poseen hasta nuestra propia voluntad.. Mi admiración para ud. y para sus compatriotas blogueros.

    Me gusta

  4. Fantomas dijo:

    Si escribe desde Cuba , le deseo suerte y perseverancia

    Me gusta

  5. Gabriel dijo:

    Querida Rosa,

    He llegado a tu blog gracias a un Twitter de Yoani.

    Quiero darte la enhorabuena por tener el valor de sacarlo. Cuantos más blogs independientes existan en Cuba, más difícil será que os callen.

    Por favor, no pares.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s