Western calabazas


No voy a abordar una trama cotidiana relacionada con el género cinematográfico o literario que sustantivó uno de los puntos cardinales en los Estados Unidos, sino a esa compañía histórica que ofrece servicios financieros y comerciales llamada Western Union.

Hasta hace algo más de tres meses, si algún familiar o amigo del exterior avisaba por teléfono que pensaba mandar “una ayudita” por esa vía a un cubano de adentro, los de aquí tenían la posibilidad de llamar a una de las oficinas de la Western y dar su nombre o el del remitente del envío para ver si ya estaba el depósito anunciado e ir a cobrarlo. Desde principios de julio hay que tener el número de la transferencia para recibir el dinero, si no te “dan calabazas” por teléfono o personalmente, aunque lleves todos los documentos y carnés que evidencien que eres el beneficiado.

Me molesta la sospecha de que esa medida sea el resultado de la gestión conjunta de las que trabajan en los puntos de la W. U. de la capital cubana —casi siempre una fémina—, pues todas las que conozco están enclavadas en comercios dolarizados y “está establecido” que las empleadas de esas oficinas simultaneen su trabajo con el de la tienda. Como es natural, les resulta más estimulante y conveniente económicamente a las de la Western trabajar con los que van a gastar a la tienda, que a los que se dirigen a sus oficinas a cobrar y que saben por sus familiares cuánto les costó hacer el envío.

Fui hace unos días a la sala de navegación o “ciber sin café” del Casino Deportivo para enviar un correo y allí me encontré con una anciana que me pidió ayuda. La informática no ha llegado aún a sus entendederas y a sus dedos artrósicos y desconocía cómo hacerse una cuenta de email para que su hija que reside en el exterior y la subvenciona económicamente, le mande el número de la transferencia. Le escribí en un papel su nombre de usuario y contraseña y se marchó muy agradecida, pero me dejó con la duda de si la próxima vez encontrará a otra persona dispuesta a dejar de lado su gestión comunicacional para socorrerla informáticamente.

¿Qué harán ahora los viejecitos cuyos familiares acostumbran a enviarles con regularidad una remesa del exterior? (En la Cuba socialista y contemporánea decir «remesa del exterior» es casi una redundancia). Sin dudas, el benefactor deberá llamar, con el consiguiente gasto telefónico para dar el número de la operación financiera y que el favorecido pueda recibirlo. ¿Y los viejecitos que padecen avanzadas cataratas, glaucoma, el mal de Parkinson u otra enfermedad degenerativa que les impida hacerlo? ¿Y los débiles visuales? Con tan pocas computadoras con acceso a internet en Cuba, esa medida contra una parte de la población es un abuso tan grande que raya en el desprecio.

Parece que cuando el dinero ya forma parte de las arcas bancarias del gobierno, nada le preocupa a este la suerte que corra para llegar a sus destinatarios, si está en las únicas manos que realmente le interesa al estado cubano: las suyas.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Restos al viento


Descubrí el cadáver de un perro muerto cual calcomanía en el piso de la intercesión de las calles Amado y Goss, en la Víbora, y veinte metros más cerca de Mayía Rodríguez, a un pájaro también laminado en el asfalto. Esa estampa la obturó mi retina en la cuadra del mercado del Mónaco. Así se deteriora diariamente la higiene en cualquier barriada habanera para los cubanos de a pie. Allí donde murió el animal —no importa si atropellado por un vehículo o debido a una enfermedad—, se dejaron sus entrañas al sol para que la podredumbre infectara el entorno y viciara el espacio olfativo de los transeúntes. Lo peor es el alto nivel de contaminación a que son expuestos los que habitualmente transitan por ahí —entre ellos muchos niños— y el posible foco de transmisión de enfermedades y riesgo de contagio para otros perros vagabundos y hambrientos animales carroñeros que van a curiosear o a alimentarse con los restos del can.

A Cuba la han convertido —también— en un basurero o cementerio abierto de animales insepultos y parece que a nadie le importa. Ese tipo de situaciones no debieran producirse, pero ya que suceden ¿a quién dirigirse o escribir? Es posible que nos llegue una réplica sin rostro ni nombre de entidad y aunque lo tuviera, no llena el vacío de décadas de indefensión, indolencia y cochambre. Lo más lamentable es que las respuestas casi siempre se quedan en el papel, en el artículo e interés personal de un periodista, en una denuncia pública y nada más. ¿Cuándo superaremos la etapa de las explicaciones y enfrentaremos con hechos y soluciones concretas los problemas? El remedio no sería —como acostumbran a hacer las autoridades—, crear más entidades para que atiendan los asuntos y necesidades sociales acumulados por décadas, sino que se deben desburocratizar los organismos o empresas y darles los recursos y potestades para que solucionen rápida y satisfactoriamente este tipo de cuestiones que enfrenta la población y que el estado no resuelve.

Me gustaría ver los alrededores de las residencias, los mercados y centros comerciales que frecuentan los mandamás, sus familiares, amigos y altos jefes militares. ¿Habrán perros callejeros en esas áreas? Es posible que no, para evitar residuos fecales, olores desagradables o el atropello de uno de esos animales. Pero si alguno se extraviara, accidentara y pereciera en uno de esos sitios, seguramente será debida y diligentemente “trasladado” para recibir “rápida” sepultura o cremación. La lógica funciona de manera expedita para los sectores “de arriba” como un ascensor horizontal y vertical que aunque lo parece, no está atascado, sino realmente diseñado para no bajar más acá de determinado nivel.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , | 4 comentarios

Antenas y oídos de los dioses


No es un invento mío, fue en la tele cubana donde dijeron que crearon una red social nacional llamada “La Tendedera” para los usuarios del patio. ¿Pensarán respetarnos por fin nuestro derecho a internet? ¡Ojalá!, pero de cualquier manera no sería un ‘medio respeto’ ni un respeto a medias siquiera, sino una falta total del mismo, que nos limiten o prohíban el acceso a sitios como Twitter o Facebook para constreñir nuestras fronteras sociales, virtuales y mentales. Obligarnos a interactuar dentro del patio es una violación de un derecho humano fundamental y también, irónicamente, casi igual a que nos inviten a una prisión para participar en una conferencia sobre la libertad que ofrecerá un condenado a 55 años de cárcel.

Una amiga —amiguísima— y lectora me llamó por teléfono para señalarme lo de la malla social cubana. Destacó la coincidencia con un escrito mío del que no recordaba el título, pero sí la metáfora. A mí también me sonaba, pero no tenía idea de la fecha aproximada del trabajo ni el contexto en que lo usé. Cacé más tarde la información y pude actualizarme al respecto. Introduje en el xml que guardo del blog el sustantivo “tendedera” y apareció en el escrito SOS: el arma de la palabra que publiqué el 16 de agosto de 2011. En el tercer párrafo del texto expuse: “Pero aquí estamos y estaremos mientras Dios lo permita. Continuaré auxiliándome de la tendedera —en el escrito original no está en negritas— de WordPress, para colgar mis opiniones sin dejarme amilanar por aquellos que andan con su cizalla de derechos, cortando libertades para alimentar despotismos.” ¿Coincidencia o inspiración? No sé si realmente a un oficialista “le gustó” y tomó prestado el término, como dice Aida. Si es así, considero una verdadera lástima que no tengan «las orejas» igualmente atentas para las múltiples propuestas sociopolíticas y económicas que hemos elaborado los opositores a través de los años y cuya implementación coadyuvaría a desatar los nudos de muchos de los problemas que nos aquejan como país y nación. No obstante, los invito a continuar visitando los cibersitios de las organizaciones políticas —ilegítimas para la dictadura— y los de la blogosfera de la emergente sociedad civil alternativa en las que hay muchas personas talentosas que llevan décadas manando antídotos y caminos cual fuente inagotable, preventiva y terapéutica de soluciones e ideas. Bebamos de nuestras fuentes en un diálogo respetuoso, participativo, diverso e inclusivo de identidad cultural. Pese a lo que digan los discriminadores líderes históricos, aún tenemos más, ¡muchísimo más para dar!

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , , , | 1 comentario

Lauros, Laura


Hace dos años que Laura Pollán abandonó su presencia física y se volvió eterna. Ahora está en la Parroquia de Sta. Rita, en el paseo de Quinta Avenida y en muchas calles habaneras que la vieron caminar invencible empuñando su pacífico gladiolo. Está también en su familia, que vivió y vio crecer su ejemplo de mujer pequeña que reclamaba la liberación de los presos políticos y los derechos de los cubanos en general y se enfrentaba a las turbas paramilitares cual gigante. Está en el mundo, que siguió su valiente camino ciudadano y la distingue y recuerda con el respeto y la dignidad que merece, y está también en todos los que le rendimos tributo a viva voz de los medios o en el anónimo silencio de nuestro pensamiento. Desde sus ojos claros nos dio la claridad de un camino que se acorta cada día más para instituir verdaderamente el respeto a los derechos fundamentales de toda la sociedad y democratizar a nuestro país. Ella contribuyó con su entereza y esfuerzos a lograr la disminución de esa distancia y a que los decadentes inmovilistas del gobierno liberaran —aun con la figura legal de su elección— a los prisioneros políticos cubanos que habían sido condenados a penas descomunales por disentir pacíficamente de la dictadura castrista.

Este 14 de octubre conocimos de un nuevo acto represivo, intransigente y abusivo por parte del gobierno cubano hacia las Damas de Blanco. La irrupción violenta de bandas progubernamentales en Neptuno #963, la sede de la organización que fuera la casa de Laura, cuando estas se disponían a realizarle un homenaje por el segundo aniversario de su deceso, es una prueba de cuánto se esfuerzan algunos dirigentes oficialistas por alimentar la fábula infantil de “la justicia ciudadana” que defiende “espontáneamente” al gobierno ineficiente que arruinó a Cuba y que ‘se sacrifica’ en el cargo desde hace más de cincuenta años. Esa bien elaborada, aunque indigna estrategia de enfrentar a la sociedad contra sí misma, es una patraña diseñada para amedrentar al pueblo, mantenerlo paralizado y ellos continuar ejerciendo fácilmente el poder y el control.

Entre los años 2010 y 2012 perdimos a varios compañeros de lucha. Fueron tres años consecutivos que hicieron que el mundo mirara más atentamente hacia nuestro país y se preocupara por esas oportunas defunciones para el régimen cubano. Laura se nos fue en el 2011 y el futuro de Cuba aún se dirime entre los cambios impostergables que necesariamente vendrán, los mínimos propuestos hasta ahora por la gestión de Raúl Castro, que no solucionan los grandes problemas de Cuba y los virtuales, que el gobierno se empeña en tratar de realizar para mantenerse o reciclarse en el feudo que heredarán a sus familiares e incondicionales de la más alta nomenclatura militar.

El 2013 casi termina y despeina sus canas para Cuba con verdaderas y falsas señales que elaboran las autoridades con el propósito de confundir a la comunidad internacional, pero sobre todo con el fin de evitar que la alta dirección del país cambie de manos. Laura, como muchos, lo sabía, por eso desde el campo de flores donde su hija la esparció se alza alerta, combativa y victoriosa, y su ejemplo se multiplica y masifica en otros muchos jardines de gladiolos en marcha permanente por instaurar un auténtico estado democrático de derecho en Cuba, e impedir que otro grupo de hombres deshonestos secuestre el gobierno del país.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Pausa impuesta


Estimados cibercómplices y visitantes en general:

Reaparecen mis escritos ahora que las circunstancias me permitieron volver a publicar. Pasé más de quince días —no sé si por un problema técnico o de censura— sin poder entrar a administrar el blog. Ahora que gracias a un amigo resolvimos el problema, voy a continuar con mi sicoterapia democrática y drenando mi libertad de conciencia por medio de la bitácora. Me disculpan los textos desfasados, es que como ya dije una vez, quiero dejar constancia de mi opinión o posición con relación a algunos temas.

Bueno, después de casi un mes, aquí estoy otra vez. No es la vuelta, pues nunca me fui, lo haré solo cuando Dios quiera.

Mis respetos para todos siempre,

Rosamaría.

Publicado en Política | Etiquetado , , | 4 comentarios

Bañarse días alternos


Imagen tomada de Todo fugas

Imagen tomada de Todo fugas

Cada noche alterna entre las 8 y las 10 “le toca” el agua a la zona donde vivo y cuando pasa un rato, mi cuadra se exhibe brillosa cual espejo de la luna. Es que la tubería conductora del acueducto “se sale” en ese tramo —y en muchos otros de diferentes cuadras, barrios y municipios— y a falta de carros limpiadores de calles, que no se ven desde hace años en las barriadas habaneras, nos queda la impotente alternativa de mirar como el escape de agua higieniza y lustra mi arteria de asfalto bajo la luz opaca de una efímera luminaria china.

En la Víbora es ya tradición que cada vez que llueve se inunden las vías y los vecinos y transeúntes se sientan como náufragos a la deriva de agua y desechos, pues como tampoco barren las calles y la basura de los contenedores la recogen cuando les da “la (mala) gana”, los desperdicios son arrastrados hacia los sistemas de drenaje más cercano y los tupen. Después que pasa el aguacero, es común ver mucha inmundicia trabada en los neumáticos de los autos parqueados a un lado del camino y mucha suciedad y objetos diversos —flotantes o no— cambiados de lugar por las aguas.

Resulta irónico sentarse frente a la tele y ver spots dirigidos a los ciudadanos que hablan de medidas higiénico-sanitarias e incitan al ahorro del líquido vital en nuestros hogares, lo cual me parece bien. “Gota a gota el agua de agota”, dice uno de ellos. Todos conocemos de la importancia de ese líquido para satisfacer necesidades humanas fundamentales y que de él dependen actividades industriales y recursos energéticos que nos son muy necesarios. Sin embargo, el líquido vital que consumimos en el uso doméstico está contaminado con las aguas residuales debido a la cantidad de tubos y sumideros rotos que existen y que son el resultado de años de negligencia. De igual modo, mientras que en muchos lugares de La Habana son públicos los salideros, en otros no tienen agua corriente por años, meses o días por la mala organización y distribución en el abastecimiento y porque las redes del acueducto son demasiado viejas. Casi todas datan de antes de 1959, o sea, que en más de 54 años no ha existido la voluntad política de resolver este tópico primordial para la población. Cuando se rompe una tubería de la calle y los vecinos llaman a la entidad estatal “Aguas de La Habana”, sus fontaneros asisten como si fueran poncheros, armados con pedazos de cámara de neumáticos para enrollar la cañería y resolver el problema como si se tratara de un pinchazo en una rueda.

Quizás alguien piense que debía estar contenta porque mi cuadra se baña días alternos, pero ¡hay tantos lugares en nuestro país y en la capital cubana que carecen de ese valioso líquido!, que no me queda sino pensar en el aseo que también necesitan en Cuba muchos cargos públicos, cuyos burócratas no permanecen en ellos por su eficiente gestión ni por el servicio que brindan a la población que supuestamente los eligió, sino por su adhesión incondicional a un régimen contaminado de ineficiencias administrativas y políticas albañales durante décadas.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , , , | 7 comentarios

Oscar in memóriam


Conocí a Oscar Espinosa Chepe† en casa de otro opositor alrededor del año 1997. Después tuve la posibilidad de relacionarme más con él cuando iba a la sede de CubaPress, ubicada entonces en la residencia de Ricardo González Alfonso, en Miramar, para que el editor de esa agencia de prensa le examinara el escrito próximo a publicarse. Tan atento estaba de emitir su criterio responsable y de la mejor manera posible, que al cabo de un tiempo, Germán Díaz Castro me dijo que los trabajos que Chepe le llevaba ya no necesitaban revisión. En su empeño por “decir y escribir bien” había adquirido la pericia necesaria para aportar con inteligible maña periodística sus observaciones económicas sobre la situación cubana.

Años de actividades opositoras y periodísticas nos hicieron coincidir varias veces, y en él siempre hallé a un conciudadano decente, cordial, solícito y solidario, a un compañero de lides pacíficas tan correcto que nunca “tiró la tiza” del mal proceder con sus compatriotas de lucha. Sus derroteros civilistas, opositores y economistas, sumados a la naturaleza dictatorial e intolerante de las autoridades cubanas, lo llevaron a la injusta prisión en marzo de 2003. Fue sancionado a veinte años y excarcelado con licencia extrapenal al año siguiente. Salió con la misma humildad y sencillez, sin los rencores que corroen y debilitan la moral y el carácter, y que caracterizan a algunos de los dirigentes dictatoriales que ordenaron su encierro. De la prisión salió rotulado con el padecimiento que cerró sus ojos a la vida hace unos días y se los abrió a la inmortalidad.

Este domingo 22 de septiembre se nos ausentó físicamente. Yo prefiero recordar esa parte de la biografía del Chepe que conocí: educado como un diplomático y tan sencillo y soñador como cualquier patriota opositor al régimen totalitario. Ese que trabajó tanto por y para Cuba, que aún tendremos por muchos años la luz de sus análisis y sabiduría guiando nuestros rumbos económicos democratizadores. Esos que inevitablemente vendrán a crear e incentivar leyes que estimulen el comercio y la producción para que nuestro país pueda prosperar definitivamente sin este fracasado socialismo planificador —centralismo— en el que el gobierno ha sido el gendarme azotador y destructivo de nuestra economía y del archipiélago en general.

Les envío mi sincero pésame a su viuda y demás familiares por el deceso de Oscar, así como a todos los que como yo, se afligen por tan sensible pérdida. Q. E. P. D.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

En clave de sol


Cero internetEl sol asesino que se posa sobre Cuba cada año me golpeó más fuerte este agosto, pues tuve que moverme varias veces hasta la dependencia de ETECSA que está en el Casino Deportivo para usar la sala de navegación que allí tienen. La misma está a dos quilómetros de mi casa y no hay cómo llegar a ella si no es a pie, a temperatura de alfalto bajo las suelas y ardor de mediodía en el pellejo. Los carros de alquiler cobran dos CUCs o el equivalente en pesos cubanos por transportar a alguien desde el Mónaco hasta allá. En ese centro tienen solo tres tristes maquinitas para una población de varios miles de habitantes. Una de las dos porteras de turno, la rolliza “buena gente” que dormita a ratos en su silla de aburrimiento, les reserva y cuida los lugares, mientras descansan en sus casas, a los vecinos de los edificios de enfrente, quizás para combatir el soporcito que a cada rato la hace cabecear. Así que amén de esperar y luchar con la cola de la población, también hay que hacerlo con los “turnos reservados” de esa cuidadora dormilona.

Lo más triste es cuando nos urge conectarnos y descubrimos que no nos queda crédito de la tarjeta que cuesta $ 4,50 CUCs la hora y que solo tiene vigencia de un mes. Si al querer comprar otra coincidimos con la oferta especial de rebaja de la línea telefónica móvil que brinda esa empresa —la única— en Cuba, es un problema realmente irritante. El apiñamiento demográfico se concentra en la entrada, acera y parterres de esa entidad por la reducción de precio y las trabajadoras en su interior te hacen permanecer al sol, la, sí tropical y otras notas disonantes que te solfean obscenamente. Es indignante que castiguen a los usuarios por asistir a ese centro y hacerlas escribir a la increíble velocidad de una tecla por segundo. A los que van allí en esos días los denigran con una sola cola para todo, cuando la venta de la tarjeta es un proceso más sencillo y rápido que el “cuéntame-tu-vida” que tienen que llenar con el contrato telefónico.

Este pentagrama veraniego coincidió con las vacaciones escolares. Adonde quiera que una iba todo estaba repleto, y ese ciber “en straight” no podía ser una excepción. Una reposaba su sentadera frente a la compu algo cansada y frustrada por la espera y además de eso tenía que soportar el calor y que el administrador de red deshabilitara el clic derecho, con lo cual imposibilitan “copiar y pegar”. Es decir, que aunque se lleve el correo previamente escrito, hay que transcribirlo en sus máquinas y consumir más tiempo de conexión. La velocidad es de carreta de bueyes, quizás por la incapacidad de los informáticos o por los programas espías que instalan en el servidor para monitorear lo que hacen y escriben los usuarios.

En este septiembre volví y todo sigue más o menos igual. En cuanto a que puedan tenerlo los particulares en casa, nadie pierde las esperanzas a pesar del bloqueo informático e informativo —entre muchos otros— de las autoridades cubanas. Nada, que parece que aún nos queda mucha “patica” que dar para navegar descalzos en el asfalto caliente de una dictadura con un discurso político agotado, pero que aún mantiene un férreo control en muchos aspectos de la vida nacional.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , , , | 3 comentarios

Un estrado que nos honra y compromete


Organización Demócrata Cristiana de América

Organización Demócrata Cristiana de América

Mi esposo Rafael León Rodríguez, quien es el Coordinador general del Proyecto Demócrata Cubano (Prodecu), fue invitado con meses de antelación a participar en el 20º Congreso de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) que se celebró en México los días 23 y 24 de agosto pasados. Era la vez primera que existía la posibilidad real de que asistiera a un evento de la institución a la que pertenecemos desde hace más de quince años junto a otras tres —dos en la diáspora y una como nosotros, en Cuba—, en la que siempre nos han representado buenos amigos que residen en Miami y que han asistido con puntual y solidaria regularidad en nuestro nombre.

Desde el 22 de julio inició los trámites en la embajada mexicana y para ello dejó la invitación formal que le envió el Senador Jorge Ocejo, presidente de esa organización hemisférica y sus datos personales. A partir de entonces lo mordió la zozobra del corre-corre y una gran cantidad de idas y vueltas a la embajada agudizaban su inquietud de que las autoridades cubanas le “pasaran la pelota” de los obstáculos al consulado azteca para impedirle viajar por agotamiento e impotencia, y ellos quedar impolutos. Hubo desde papeles perdidos hasta condiciones disparatadas para otorgarle el permiso, pero finalmente se lo concedieron un mes después, gracias a la tenacidad de la directiva de la ODCA y a nuestros representantes en Miami, que lograron vencer las disímiles y variadas trabas que se presentaron. El 22 de agosto en la mañana, después de mucha incertidumbre y agitación, le pusieron la visa en el pasaporte y en la noche, casi “con la lengua afuera” partió rumbo a México.

Fueron apenas cuatro días —dos de congreso— que dejamos de ser un discurso frío en un papel con una firma, para personarnos allí e interactuar con las delegaciones de otros partidos, ONGs e instituciones de nuestra familia socialcristiana americana. Respetuosos y efusivos apretones de manos, expresiones solidarias y fuertes abrazos fueron elocuentes reconocimientos a la labor de 17 años dentro de Cuba del Prodecu, a pesar de la antropofagia política sostenida por el gobierno dictatorial cubano por más de cincuenta años. La directiva de la ODCA fue reelecta para otro periodo —incluido su secretario ejecutivo, el Sr. Francisco Javier Jara—, y el salto más notorio para las dos organizaciones democristianas radicadas en Cuba que pertenecemos a esa entidad regional, fue que a partir de este año ocupamos sendas vicepresidencias honorarias en ese prestigioso organismo continental.

Nos queda ahora el recorrido consecuente de honrar ese reconocimiento continuando con un trabajo sostenido y viable en pro de alcanzar dos de los más caros anhelos que urgen a Cuba: el del completamiento de nuestra nación y la democratización definitiva de nuestro país.

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , | 2 comentarios

El primer paso


Cuba 360Como parte del Programa Multilateral «Cuba 360» impartí el curso “Las tecnologías de la información y la comunicación al servicio de la socialización de las ideas. Ciberactivismo y periodismo ciudadano en Cuba”, que comenzó el 12 de agosto, contó con la matrícula de ocho jóvenes tenaces e inquietos con avidez de capacitación, y concluyó el pasado viernes 6 de septiembre. El mismo me abdujo por más de un mes en aras de la calidad en la preparación metodológica del mismo, los quehaceres domésticos y los avatares del verano en la búsqueda “de la papa del día” con cola en todos lados y carencias sistémicas.

De esos ocho alumnos, siete se graduaron “con diplomas” de conocimientos, que son los títulos más valiosos, pero sin los de papel. Quedan pendientes para el próximo ciclo de enseñanza, varios puntos que se originaron en la práctica y otras que impusieron las circunstancias, en fin…, que continuaremos trabajando para que cada vez tengan más calidad las clases y que tales interrelaciones aporten más en el camino de la formación de personas con mentalidad democrática y conocedores de sus derechos.

Esperamos también, que en el curso venidero podamos contar con una computadora para impartir las lecciones de algunas ramas del saber tecnológico y que en el futuro podamos graficar todo el esfuerzo y la constancia de un mes en una foto histórica “de familia” y publicarla sin el temor de sus participantes. Le agradecemos a todos los que contribuyeron con su apoyo logístico modesto, pero rico en disposición y buena voluntad, a que pudiéramos concretar este esfuerzo por transmitir nuestras experiencias. Continuaremos abriendo las puertas a la alfabetización ciudadana y a la praxis democrática a todos aquellos cubanos que quieran transitar con nosotros en nuevos talleres. Ya echamos a andar una maquinaria más de la libertad: ¡dimos el primer paso!

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

¡Yo también soy Malala!


Malala Yousafzai es una niña paquistaní de familia musulmana, que se ha vuelto una activista por el derecho a la educación de las niñas, las cuales por ser mujeres o por diversos motivos culturales, religiosos o políticos, son discriminadas y les impiden la superación educacional. También lo hace por el de aquellas que arriesgan su vida, como ella, solo por ir a la escuela. Cuando tenía once años y a consecuencia de su activismo, fue atacada por uno de los talibanes que le hizo varios disparos y aunque salvó su vida milagrosamente, perdió parcialmente la audición. Por eso se ha convertido en el símbolo de lucha de otros 57 millones de niños y niñas que en el mundo no tienen acceso a la instrucción. Malala ha pedido que nos tomemos una foto con una mano levantada dirigida a la ONU y la coloquemos en cualquiera de las redes sociales para demandar que la educación sea considerada una prioridad por esta y todas las organizaciones humanitarias del mundo. Los invito a unirse a esta campaña para que seamos una extensión de esa valerosa jovencita y ayudarla en su propósito de capacitar a los infantes para la vida, que es hacer un mundo mejor.

Con este escrito publico mi petición, después colocaré mi foto en Facebook, Twitpic, Twitter, Windows Live, YouTube, etc., así como en el lado derecho del blog para solicitarle permanentemente a las Naciones Unidas que instituya la educación como una prioridad para todos desde las edades tempranas de la vida. Apoyemos la labor de esta muchacha como hizo el exprimer ministro británico Gordon Brown, que se fotografió con la mano levantada y la afirmación “¡Yo soy Malala!”. Conviértete también en un activista por el derecho de millones de niños y niñas a la educación. Sé un activista más: ¡sé como Malala! ¡Súmate!

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , , | 1 comentario

Delirio “focsado”


Hace unos días la actriz cubana Diana Rosa Suárez compareció en un programa de la televisión nacional. Charló con el conductor del espacio, respondió a sus preguntas y a modo de promoción, dijo que después de diez años —¡por fin!— habían terminado de restaurar el cabaret Delirio habanero, en el que trabajaba antes del cierre. Comentó que de nuevo se le puede ver allí e invitó a los televidentes a darse una vueltecita por ese piano bar ubicado en la planta alta del Teatro Nacional de Cuba, en el municipio de Plaza.

Su contenida socarronería encerraba un suspiro de alivio y la inevitable comparación que asalta a los cubanos de la capital, pues el Edificio Focsa, situado en El Vedado y construido en 1956, el cual es considerado una de las siete maravillas de la ingeniería civil cubana, que tiene 29 niveles, una altura de 121 metros y 373 apartamentos con vista al mar y al Malecón habanero, demoraron en levantarlo dos años y cuatro meses. ¡Vaya contraste!

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , | 5 comentarios

Maleconazo


Tomado de Cubadebate.cu

Tomado de Cubadebate.cu

Este 5 de agosto se conmemoran 19 años del maleconazo. El rumor convertido en pólvora de que estaban llegando al malecón habanero embarcaciones procedentes de los Estados Unidos para trasladar a cubanos hacia ese país, movió a cientos de personas —conocedoras del éxodo del Mariel en 1980— para la costa norte de la capital de Cuba con la intención de emigrar hacia la democrática y solidaria patria de Lincoln. Muchos manifestaron así sus deseos de vivir en libertad y también con expresiones públicas, su descontento hacia el caudillista gobierno cubano que ya por entonces tenía 35 años.

Como en muchos disturbios que surgen de forma espontánea y en los que no hay demandas concretas ni existe un claro objetivo preestablecido y coligador, los vándalos de la policía política cubana se mezclaron con la multitud, rompieron vidrieras de comercios y ocasionaron varios daños. Pensamos entonces —como ahora—, que habían sido debidamente instruidos y orientados por “sus canales” para que tomaran la iniciativa de desprestigiar y minimizar internacionalmente el impacto de aquella protesta cívica. Un dispositivo policial que parece tener previstos todos los escenarios posibles y sus respuestas rápidas preestablecidas para cada acción social. Más tarde, cuando el refuerzo de las autoridades llegó en vehículos con militares vestidos de civil y paramilitares armados de cabillas a “fajarse” por el gobierno, “los bárbaros” se pasaron de bando y gritaban igual que los represores las mismas consignas “revolucionarias” de hace cincuenta años. Así se apagó la protesta antigubernamental más grande que ha registrado la historia después de 1959.

Casi veinte años después, aún continúa la dinastía Castro en el gobierno, con Raúl al frente (¿o al costado?) y con una intolerancia política que se asemeja más a la rigidez de un rigor mortis sistémico. Conocedores de la celeridad y diversidad actuales a escala global, han tenido todo el tiempo para preparar su cambio ante los ojos del mundo: un maleconazo gradual y controlado que les gane 19 años más para ellos y sus familiares. ¡Ojalá que tanta tozudez e irresponsabilidad políticos no le cuesten a nuestro noble pueblo una irreparable fractura nacional!

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , | 2 comentarios

Verano 2013


Estos julio y agosto habaneros —o cubanos— parecen más dopados de sol y calor cada año. En contraste, la familia que tiene a los hijos en casa por las vacaciones, apenas puede disfrutar de las ofertas recreativas que habilitan a la sazón por lo caras que resultan, por las dificultades con el transporte y por el exceso de población que hormiguea en nuestras calles y comercios. La violencia in crescendo se hace patente en la prensa del rumor popular y la opción de quedarse en casa parece la mejor elección para evitar la combustión del exagerado calor y frustración sociales. Sin embargo, la televisión nacional nos ofrece una programación de apagar por lo mala que está. El sudor, el fastidio y la falta de calidad se mezclan en una horrible y crispante propuesta de ver ano: ¿ver qué?

Publicado en Política | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario