Casi como un viaje a Marte


Anhelo hacer un viaje por todo mi país. No uno lujoso o confortable —aunque es mi derecho—, sino un recorrido por carretera, en que tenga que hacer paradas para satisfacer necesidades básicas, y seguir mi camino con un «pan con timba» en una mano y un recipiente con líquido «para bajar» en la otra.

Recuerdo una canción tradicional cubana que sugiere en su estribillo: “Conozca a Cuba primero y al extranjero después”. Es una máxima musical que ya no es realista ni viable desde hace mucho. Me gustaría hacer una excursión por los pueblos y campos cubanos e imagino adónde iría siguiendo una lista de personas de la emergente e independiente sociedad civil, que por la carencia de recursos no pueden venir a la capital y que merecen nuestra solidaridad. Pudiera llevarles apoyo humano y material como muestra de altruismo recíproco o ética de reciprocidad y fraternidad que nos adeudamos todos los que estamos involucrados en los destinos patrios.

Fue así que me vi montada en un auto por tramos, en una rastra por otros y hasta en carretas: una tirada por un caballo y otra por dos bueyes. ¡Vaya imaginación! Pero más allá de lo ideado, hay un interés real y latente de seguir ese trayecto continuamente pospuesto y vivir con cada uno el día a día que golpea a los cubanos que viven alejados de La Habana. Me gustaría, por ejemplo, pasar por Villa Clara y visitar a nuestro compatriota “Coco” Fariñas e interesarme personalmente por su agrietada salud y recuperación. Después de la muerte en circunstancias dudosas, del también villaclareño Juan Wilfredo Soto, en mayo pasado, estuvo nuevamente en huelga de hambre y sed, demandando que el gobierno se pronunciara públicamente y comprometiera a no usar la violencia contra los opositores; algo que aún no se ha producido.

En fin, no sé si podré llevar a cabo el viaje que planeo. Por ahora me ocupa continuar trabajando para el advenimiento de mejores tiempos y dejar atrás este escenario, en que como ilusionista me la paso «haciendo piruetas administrativas» para tratar de sacar, cada mes, “un conejo de mi sombrero de finanzas”.

About these ads

Acerca de Rosamaría Rodríguez Torrado

La rosa descalza, es el blog de una cubana que emite sus opiniones a rostro desnudo desde La Habana, Cuba. Una rosa sin máscaras...
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Casi como un viaje a Marte

  1. quest bars dijo:

    Casi como un viaje a Marte | La rosa descalza

    Me gusta

  2. Some times its a pain in the butt to study what else online store owners posted but this particular blog is genuinely end user welcoming! .

    Me gusta

  3. garten haus dijo:

    You R the Dude!

    Me gusta

  4. Erin dijo:

    Well, i was planning on purchasing a sewing maching. I was just wondering, how should i learn to sew? should I join sewing lessons? Also which sewing machines would you reccomend? And about howmuch are generally classes, if they’re even nessecary?.

    Me gusta

  5. SEO in Orange County I will immediately grab your rss as I can’t to find your email subscription hyperlink or e-newsletter service. Do you have any? Kindly let me recognize so that I could subscribe. Thanks.

    Me gusta

  6. I image this could be diverse upon the written content? then again I nonetheless believe that it may be suitable for virtually any form of matter subject matter, because it might often be gratifying to resolve a warm and delightful face or perhaps pay attention a voice while preliminary landing.

    Me gusta

  7. Por suerte conocí a mi Pais antes de marcharme a los E.U. y le recomiendo lo mismo por si acaso…….
    Soy cubano, nací en la Habana , me gradué de Contador en la Universidad de la Habana(conoci
    desgraciadamente a Fidel en la misma Universidad ) y con el tiempo pude conseguir trabajo en el
    Tribunal de Cuentas. Aqui comencé a trabajar en el 5to. piso “Provincias y Municipios”
    Nunca antes me habia sentido tan bien en un trabajo, hasta que comencé a viajar. Se imaginaen
    aquellos tiempos (1954-l955) Los carnavales de Santiago de Cuba con “Pacho Alonso y sus bocucos.
    tres dias de fiestas sin parar. La trocha con sus conparsas sus bailes, sus disfrases .Los Hoteles
    llenos “El casa Grande ” con sus magnificos shows .El pueblo en la calle donde la diversion no para.
    El Mirador de Santiago es muy bonito, Santiago tiene mucho que ver.
    Holguin, Camaguey Santa Clara. Guantánamo, un pueblo muy alegre y concurrido , los fines de semana
    habia fiestas ern todos los clubs y los marines y personal de la base venian a divertirse. En esa época
    el billete de apeso cubano tenia el mismo valor del dollar, Todo el mundo tenia en el bolsillo , dollares ó
    peso cubano.Aqui habia de todo y en abundancia , En varias ocasiones que viaje a Guantánamo me
    hospedaba en una casa de Huesped, por 30 dollar al mes tenia , habitacion, desayuno, almuerzo y
    comida de Lunes a viernes. ( y que comida, de primera) En la proxima le contaré algo mas de nuestra Cuba

    Me gusta

  8. Pingback: Almost Like a Trip to Mars | Barefoot Rose, a blog from Cuba

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s